11 claves para una exitosa operación bikini.

Estamos cansados de escuchar por esta época dos palabras mágicas: OPERACIÓN BIKINI. Es cuando empieza a asomar el buen tiempo que nos entran los nervios y las prisas para saber si estaremos decentes para la época del año en la que nos destapamos más y todo queda más a la vista evidenciando tanto lo bueno como lo malo.

Bien, ya es hora de que entendamos que es lo que una verdadera operación bikini debe ser y lo que no.

Está claro que siempre estamos a tiempo de mejorar pero debemos de ser conscientes de que en 4 días no vamos a poder remontar lo que no hayamos hecho durante todo un año, y si alguien nos promete lo contrario o no es muy sano lo que nos sugieren hacer o no van a cumplirse sus predicciones.

Es por lo tanto la excusa de la operación bikini una buena excusa para ponernos las pilas y pasarnos a una vida más sana durante todo el año, y no sólo por un periodo del mismo.

La mejor de las operaciones ¨X¨ es aquella que te ha enseñado a vivir de forma saludable para siempre y no por un objetivo determinado, después abandonar, después lamentarse y rezar para que suceda un milagro.

Aquí van los consejos que necesitáis poner en práctica para alcanzar la mejor versión de nosotros para este verano, e ir mejorándola cada vez más y más con la persistencia del buen trabajo.

1. Come 5-6 veces al día. Es la clave para mantener estable un buen nivel energético durante todo el día. Dejar largos periodos de ayuno entre ingesta a ingesta, sólo nos hace más débiles para comer cosas que no deberíamos y además comer mucha cantidad porque en ese punto tenemos mucho apetito. Mantener el metabolismo activo durante todo el día ayuda a perder peso.

2. Consume variedad de alimentos sin eliminar ningún grupo alimenticio. Esto hace especial referencia a los carbohidratos los cuales se han ganado muy mala fama incluyen: legumbres, pasta, arroz, patata… es recomendable consumirlos a diario para conseguir energía, pero preferiblemente deben consumirse integrales, pues son de absorción más lenta al ser complejos. De este modo la energía que nos brindan se libera más lentamente evitando que se acumule en forma de grasa. El momento más adecuado para ingerir este tipo de nutrientes es por la mañana, ya que en este momento es cuando el metabolismo funciona más rápido, el cuerpo los asimila mejor y aún necesitamos la energía para afrontar todo el día. De cara a la tarde la tendencia a acumularse en forma de grasas es mayor. Cocínalos de forma sana.

3. Consume proteínas bajas en grasa. Es otro nutriente que no debe faltar en una dieta equilibrada. La carne de ave es muy recomendada porque su valor nutricional es bajo es grasa. En este caso, es recomendable que las tomemos de cara a la tarde noche. Su bajo aporte de hidratos de carbono nos ayudará a evitar que se acumulen en forma de grasa. De nuevo, cocínalas de forma sana.

4. Los vegetales son esenciales a la hora de mantener la línea, por eso es necesario que estén presentes en todas las comidas que realicemos a lo largo de la jornada. Debemos destacar su alto contenido en fibra que nos ayudará a mantener nuestro cuerpo depurado. A través de la fibra es esencial eliminamos toxinas y residuos, así como grasas nocivas para el organismo.

5. No te pases consumiendo alimentos conocidos como buenos porque sus calorías también cuentan: los aguacates, frutos secos, aceite de oliva… Si bien es cierto que son alimentos muy sanos que aportan grasas de buena calidad a nuestra dieta y variadas vitaminas y minerales, no hay que olvidar que como alimentos ricos en grasas su aporte calórico es alto. Por lo tanto, estos alimentos deben consumirse en cantidades pequeñas a diario. Para adelgazar hay que crear un pequeño déficit calórico (no más de 500kcal) y pequeñas cosas como éstas, pueden marcar la diferencia.

6. Aunque no mastiques, también puedes estar tomando calorías de más. Los zumos, los refrescos (incluso los light), los cocteles… también aportan calorías a nuestra dieta. Disfruta de la buena compañía tomando una bebida, pero vigila de no excederte porque aunque no lo notes, llevan calorías y también cuentan al final del día. Definitivamente no hay mejor opción que el agua.

7. Desgraciadamente, los alimentos calificados como “light” también tienen calorías. Normalmente son reducidos en calorías, pero si por eso los consumimos en grandes cantidades no estamos obteniendo ninguna ventaja de la reducción calórica. Por si aún no os habíais dado cuenta, todo va relacionado con la moderación.

8. No olvides que las salsas y ciertos acompañamientos a un plato bajo en calorías, lo pueden convertir en una auténtica bomba calórica. Por ejemplo, pensar en pedir en el restaurante una ensalada para cenar porque es baja en calorías, y escoger la ensalada césar con salsa, y bacon, y panecillos fritos; acaba arruinando por completo tus buenas intenciones

9. Muévete todo lo que puedas. La fórmula es sencilla: tantas calorías ingieres – tantas calorías gastas = si el resultado sigue siendo positivo no podrás perder peso, si el resultado es negativo estaremos en la buena dirección. Por lo tanto actúa en las dos variables para obtener el balance energético negativo, come correctamente y haz ejercicio.

10. Olvídate de las barritas que nos anuncian como sanas y bajas en calorías. Son “menos malas” que una pieza de bollería o una chocolatina, sí, nos van ayudar a perder peso… No tanto… Así que intenta que la mayoría de tus snacks estén compuestos por comida de verdad como fruta, yogur, bocadillo, batidos caseros…

11. Descansa por lo menos durmiendo 7-8 horas. Estudios han demostrado que quien no descansa el mínimo requerido, se ponen en una situación de estrés que entorpecen la modificación de hábitos que van ayudarte a adelgazar. Es debido a que la deuda de sueño incrementa el apetito y reduce el movimiento diario, al mismo tiempo que agrega ansiedad y ya sabemos cómo se acaba en esta situación.

Lo que esconden estas pautas es la base de un estilo de vida saludable que te permitirá mantenerte en forma no sólo por un periodo x como sucedería con una dieta milagro. No hay mejor opción que apostar por tu salud.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]