evitar el cansancio

3 consejos para evitar el cansancio

Si te estás sintiendo especialmente cansado últimamente y no sabes la causa principal de tal agotamiento te interesa esta lectura en especial.

[to_like]

Seguramente no te habías planteado que el posible origen de tu agotamiento mental es la mala alimentación.

La fuente de alimento preferido del cerebro son los hidratos de carbono y cuando no le proporcionamos este nutriente en las cantidades necesarias aparece la fatiga mental se acaba convirtiendo en fatiga física.

Si nuestra mente está cansada, dará la señal al resto del cuerpo de que está cansado y se traduce indudablemente en una fatiga física.

Por si aún no te habías dado cuenta, nuestra mente es poderosa y tu cansancio físico puede ser derivado del cansancio mental, aunque no hayas hecho esfuerzos físicos extras.

Los intervalos de comida poco frecuentes incrementan la probabilidad de que disminuya el nivel de glucemia. Ésta es el combustible de nuestro cerebro y se obtiene procesando los carbohidratos que ingerimos.

En esta circunstancia, nuestro cuerpo produce orgánicamente glucosa para mantener la función mental y durante este proceso se catabolizan nuestros músculos.

Por si te suena a chino, el catabolismo muscular es la autodestrucción de músculo que tu cuerpo inteligentemente lleva a cabo de forma adaptativa para obtener nutrientes que no les das con los alimentos.

Desde luego, debemos intentar evitar esta situación en la que nos autoconsumimos literalmente.

Además, la restricción de alimento desencadena el hambre que está asociado con la hormona del estrés, el cortisol. Tampoco parece que esto ayude con el cansancio físico.

Y si a esto le añadimos un bajo consumo de líquidos, tiene lugar una deshidratación que causa fatiga precoz.

Normalmente, decidimos de forma equivocada restringir los alimentos a nuestro cuerpo cuando intentamos adelgazar.

Estas extrañas dietas hacen que no comamos suficiente, y seguramente cuando la fuerza de voluntad nos abandona caemos en comidas copiosas.

Estas aumentan la producción de insulina y el exceso de acumulación de grasas. Definitivamente, no comer durante largos periodos y luego  en una sola toma ingerir gran cantidad de alimentos, no es una buena estrategia para adelgazar.

 ¿Qué hacer entonces para evitar la fatiga mental y física?

  1. Comer cada 3-4 horas para mantener mejor los niveles de glucosa en sangre. Comer pequeñas comidas y frecuentes hace que se ajusten mejor los nutrientes a la utilización de estos como energía. Nuestra mente no llegue a estar falta de nutrientes y todo pueda seguir funcionando con normalidad.
  2. Escoger alimentos ricos nutricionalmente, que aporten a nuestro cuerpo lo que realmente necesita. Estos son alimentos con alto contenido en carbohidratos complejos, proteínas y bajos en grasas.
  3. Mantener un buen estado de hidratación para mantener en equilibrio nuestros fluidos corporales.

[/to_like]

Ésta es otra demostración de lo importante que es mantener un buen patrón alimenticio para que tengamos un buen rendimiento, ya no sólo deportivo pero también en nuestro día a día.

Leave a Comment