cosas malas del crossfit

5 cosas malas del Crossfit

Como todas cosas en esta vida, por mucho que nos gusten, tienen partes que no son tan positivas y con el CrossFit sucede lo mismo.

A pesar de ser un deporte que me motiva más y más y que cada día saca lo mejor de mí, se apreciar ciertos aspectos que no son tan buenos.

A continuación te describo los 5 handicaps más notables que le veo al CrossFit, depués de una correcta elección del calzado.

 

1.- La técnica es muy importante en Crossfit

Soy fiel creyente de que la técnica tiene que ir por delante en cualquier ejercicio que hagamos. [highlight color=”yellow”]La técnica es la causante[/highlight] de que nos salgan bien los ejercicios, de que podamos progresivamente cargar más pesos junto con un buen trabajo de fuerza.

Y en su ausencia, nos exponemos a mayores riesgos de lesión.

Lamentablemente, cuando se hace un wod se trabaja a contratiempo a veces se sacrifica la técnica.

Mientras hacemos un wod el peso tendría que ser aquel que nos permitiera mantener el ritmo y no fallar en la técnica pero a veces en la práctica es difícil y nuestros movimientos se alejan un poco en cuento a la perfección de la técnica de ejecución de los ejercicios.

[padding right=”20%” left=”20%”]

[/padding]

 2.- Si dejas Crossfit por un tiempo, la vuelta es muerte.

Cuando no puedes cumplir con el planning de entrenamiento y abandonas un tiempo la rutina del CrossFit, la vuelta es mortal.

Las agujetas que coges cuando entrenas en altas intensidades son fuertes, más cuando has tenido que abandonar tu rutina por un tiempo y al retomar los wods coges unas agujetas que quieres morirte.

Creédme que de esto sé un poco 😉 Es cuestión de tener paciencia y hacer una reincorporación progresiva.

No puedes esperar simplemente retomarlo por donde lo habías dejado, no puedes olvidar que has tenido un parón, el problema es que los crossfiteros como la mayoría de humanos somos muy exigentes y queremos las cosas de hoy para mañana.

Me incluyo, pero es cuestión de entender que la constancia de nuevo te llevará en poco tiempo a tu nivel de fitness.  

 3.- ¿Cuándo serás bueno en todo?

Al ser tan ampliamente variado, cuesta sentirse cómodo en todo. Desde elementos de gimnasia deportiva, a haterofilia, necesitas un buen fondo cardiovascular para llevar un buen ritmo, explosividad…

Hay un montón de movimietnos que no hacías aunque fueras una persona entrenada en el gimnasio. Desde muscle ups, a snatch, a toes to bar, a clean & jerk, caminar de manos…

Requiere un tiempo hasta que dominas la técnica de muchos de los ejercicios. Te das cuenta que cuando has aprendido uno, aún te quedan muchos por aprender.

Pero de nuevo, es cuestión de mentalizarse de que el trabajo duro y la constancia te llevarán a dominarlos.

 anabel avila

 4.- Estar lesionado es más fácil de lo que te pensabas.

Cuando el entrenamiento se realiza en esa franja de tanta exigencia, a alta intensidad, es fácil que si no tienes cuidado en tus entrenamientos, reposos, descansos, recuperaciones y trabajos adicionales te sobre-fatigues e incluso llegues a lesionarte.

En especial para aquellos que se comprometen tanto por la causa que lo dan todo en sus entrenamientos y dedican muchas horas para ser mejores en este deporte, tienen que considerar también la importancia del descanso para poder seguir adelante sanos.  

 5.- ¿Tú eres crossfiter? A ver, ¡¡enséñame tus manos!!

Sin duda es el punto que menos nos preocupa a los crossfiteros, ya que nos sentimos tremendamente orgullosos de nuestras marcas por todo el cuerpo, porque de alguna manera son nuestras señales de guerra. [padding right=”20%” left=”20%”]

[/padding]

Sin bien es cierto que a su vez puede resultar bastante incómodo tener las manos rotas literalmente, latigazos en las piernas de los double unders, morados en las clavículas de los clean and jerk, algún que otra señal más por culpa de un traspiés con los box jumps…

En fin, la lista es larga y es por eso que tenemos varias señales de guerra por el cuerpo que testifican que somos unos guerreros que siguen no importa lo que pase.

¡El Crossfit es genial!

A pesar de esta cara menos bonita del CrossFit, no lo cambio por nada del mundo. Es este deporte el que ha dado más de mí en todos los sentidos. No solo en el físico pero en el mental.

En el CrossFit desarrollas una mente fuerte, ya que cuando tu cuerpo de dice que pares porque no puede, tu mente te recuerda que eres más fuerte que eso, y consigue que sigas y sigas y sigas. Y esta parte de fortalecimiento mental es indispensable para triunfar.

Si aún no eres crossfitter, espero que le des una oportunidad ahora que sabes que el lado más oscuro del CrossFit en realidad no es tan oscuro, y que este es el pequeño peaje que puede ser que tengas que pagar para conseguir quedarte enganchado como un loco.

¿Qué es lo que no te gusta a tí del Crossfit?

Leave a Comment