Café y rendimiento deportivo

Cuando hablamos del café hay ideas contrapuestas sobre si es beneficioso o no. Vamos a explicar cómo las ventajas son mayores que las posibles desventajas haciendo que con un consumo moderado podamos afirmar que tiene beneficios para tu salud.

El café, en dosis adecuadas, tiene muchos más beneficios que riesgos.

Beneficios a nivel general

Estimulante, más que un estimulante directo, lo que hace la cafeína es inhibir los sensores de cansancio, pero nunca te va a dar un ‘subidón’ más allá de lo que tus propios estimulantes naturales puedan ofrecer.

Hay estudios que demuestran que hay mejoras cognitivas claras, en indicadores como velocidad de reacción, memoria, fatiga mental

Incluso algunos estudios demuestran la reducción del riesgo de algunos tipos de cáncer y reducción de la probabilidad de diabetes tipo II entre otras enfermedades. Tu hígado lucha contra enemigos modernos, como alcohol y fructosa. Ambos contribuyen al denominado hígado graso, y potencialmente cirrosis. Múltiples estudios asocian el café con la prevención de esta enfermedad.

Beneficios en actividades de resistencia:

Mejora la adaptación al estrés ocasionado por el esfuerzo físico.

Mejora la quema de grasa, y por tanto facilita su uso como sustrato energético, alargando las reservas de glucógeno.

Aumenta el nivel de endorfinas lo que te hace más resistente al dolor. Algunos opinan que éste es el factor principal para defender el café como una forma positiva de influenciar en el rendimiento.

Posibles desventajas del Café

Como cualquier otro estímulo, puede provocar dependencia. Este es el punto en contra principal por que se puede considerar que el café no es bueno.

Si realmente eres de esas personas que crees que necesitas el café para arrancar, quizás tienes que replantearte el consumo. 

El consumo de café debe ser a forma de placer y no una necesidad.

Consumo

Todos tenemos un nivel de tolerancia diferente, pero podríamos decir que el rango entre 100 y 400 mg de cafeína al día es seguro para la mayoría de personas.

Un espresso normal tiene alrededor de 100mg, pero en la era de las tazas gigante de cadenas muy conocidas de restauración/cafetería, de una tirada puedes tomarte más de 300mg. De manera que ojo con las porciones, porque también hay que vigilar lo que uno bebe y no solo lo que uno come. 

Las bombas calóricas que se hacen a veces en forma de smoothie o de café especial, será un tema para desarrollar tranquilamente en otro post.

Si te cuesta dormir, tienes palpitaciones o ansiedad, sea cual sea el motivo, seguramente deberías limitar el café.

Go cubes

Es una opción que he descubierto hace poco. Amantes del café, mirad lo que he probado: