10 claves para una alimentación saludable

No hay secretos mágicos ni sin vuestro esfuerzo voy a conseguir que tengáis resultados increíbles pero si os puedo dar unas pautas claras para una dieta más sana.

Haciendo pequeños ajustes a nuestros hábitos alimenticios podemos conseguir mucho. No consiste solo en entrenar, y entrenar duro y de forma constante. Si no te alimentas correctamente nunca verás los resultados que deseas.

La alimentación saludable es uno de los aspectos más importantes de nuestra salud.Si no te alimentas correctamente nunca verás los resultados que deseas.

La nutrición por tanto, juega un papel fundamental para el desarrollo de nuestros objetivos. Lee atento a continuación para realizar pequeños ajustes que pueden significar una gran mejora.

Consejos para una buena alimentación:

1- Reducir el nivel de sal con el que aderezamos la comida, cocinada o fresca. Es cierto que el sodio es necesario para nuestra salud, pero la sal común de mesa es un extra al sodio que ya contienen de forma natural los alimentos. Es cierto que estamos acostumbrados a ponerle sal a todas las cosas, y normalmente le ponemos demasiado. La verdad es que estamos mal acostumbrados porque podríamos pasar tranquilamente sin añadir sal a nuestras comidas. Como esta opción es un poco drástica, intenta al menos controlar la cantidad que agregas a tus comidas ya que por lo general se consume mucha más sal de la que necesitamos.

2- Mantener bajos niveles de grasa saturada. No todas las grasa son lo mismo, aunque hay mucha desinformación sobre este tema, se oyen cosas como que la grasa es mala y hay que evitarla porque las grasas son malas. Hay que puntualizar que el consumo de grasa que debemos minimizar es el de la grasa saturada que eleva el nivel de colesterol y obtura las arterias. También deben minimizarse las poliinsaturadas omega-6 y los ácidos grasos trans (margarina, manteca, panes, pasteles, galletas, patas fritas, donuts, bollos, cereales, caramelos…).

Se cree que la grasa es mala, sin embargo lo importante es minimizar la grasa saturada. - piopialo          

3- Evitar azúcares añadidos. El azúcar es un carbohidrato puro de manera que su carga glucémica es muy elevada. Además cuando el cuerpo la digiere, genera una resistencia a la insulina que a su vez es causa de obesidad.

4- Beber 6 – 8 vasos de agua. Es la forma de hidratación estrella por encima de cualquier otra opción que se plantee. No hay nada mejor ni más sano que beber agua. La cantidad es una pura orientación, beber menos de un litro de agua al día seguramente es demasiado poco para cubrir las necesidades de hidratación de tu cuerpo. Por otro lado si en tu contexto estás expuesto a una situación en la que puedes sufrir deshidratación, seguramente tu demanda sea aun más elevada.

5- Incorporar un alto contenido de fibra. Sería ideal que cada comida contuviese una ración de verdura o fruta. Nada de yogures que te ayuden a regularte tomando uno cada día. La fibra por excelencia se encuentra en la fruta y verdura de forma natural, no hay que buscarla en otro sitio, porque en ningún otro alimento será mejor que de este grupo.

La fibra por excelencia y de mayor calidad se encuentra en la fruta y verdura de forma natural, no hay que buscarla en otro sitio.

6- Evita los lácteos. Olvídate de eso que nos han hecho pensar de que la leche es muy importante para la buena salud de nuestros huesos. Es totalmente prescindible y de hecho deberías evitarla si quieres perder peso ya que es un alimento muy anabólico.

7- Hay vida más allá de los cereales. Los cereales muy a pesar de lo que llevan diciéndonos durante años no son alimentos saludables. Si crees que tomar cereales de los que denominan integrales servirá para mantener la linea, estás equivocado. Pero no es tu culpa, llevan años haciéndonos creer esto. Además del problema de intolerancia que existe con el gluten, suelen ser alimentos altamente procesados con excesos de azúcares. Piensa en otros desayunos con huevos, aguacate, verdura, incluso carne o pescado. Aunque ahora te parezca raro, es mucho mejor opción que cereales con leche.

8- Minimizar la comida procesada. Siempre será una opción más saludable lo que nosotros podamos cocinar, siempre y cuando sigamos estas pautas, que cualquier cosa que ya venga preparada.

9- Darte el capricho de comer lo que quieras una vez a la semana. Todos nos merecemos un capricho pero debe ser controlado, me refiero a una de las comidas, no el día entero. :p

10- Reducir los vasos de alcohol a ocasiones especiales como por ejemplo una copa durante el fin de semana. Si puedes suprimirlo de tu dieta, mejor que mejor ya y esta decisión te ayudará con el contorno de tu cintura.

Si te gustó este artículo no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales.