Cómo disminuir el estrés

El ritmo de vida que vivimos hoy en día no favorece demasiado para encontrarnos bien con nosotros mismos. Son muchísimas las personas que viven temporadas con mayor ansiedad y las hay que viven en esta situación para siempre.

El estrés es un instinto de nuestro organismo para protegerse de las presiones físicas y emocionales en situaciones extremas o de peligro.

El estrés se puede complicar con la posterior aparición de otros problemas como depresión, ansiedad, indigestiones, palpitaciones y otras derivadas de tipo nervioso.

Todos estos efectos negativos tienen sin duda el empeoramiento del rendimiento deportivo. A continuación, unos consejos para reducir estos niveles y que nuestro rendimiento deportivo no se vea afectado.

El estrés tiene repercusiones directas sobre nuestro rendimiento deportivo.

¿Qué hacer para reducir el nivel de estrés?

Si bien es algo que no podemos eliminar por completo de nuestra vida, si podemos aprender ciertas pautas que nos pueden ayudar a tener los niveles de estrés bajo control para evitar todos esta sintomatología que se deriva de los procesos de estés por los que pasamos.

  1. Identificar los factores de estrés.

Este es el punto número uno porque sin duda es el más importante. Saber la raíz del problema para poder atacarlo. Escoge un momento de serenidad para pensar en todas aquellas cosas que son las que te provocan el estrés, y te producen incomodidad.

Cuánto mejor las identifiques, mejor podrás combatirlas. Haz el esfuerzo de recapacitar bien y si hace falta crea una lista.

Una vez los tienes reconocidos, mira cómo puedes evitar cada uno de ellos. Habrá algunos que no podrás eliminar, pero segura que tras un análisis completo podrás modificar algunos hábitos para deshacerte de algunos momentos de estrés totalmente incensarios.

disminuir estres

  1. Organización.

Cuanto mejor controles lo que vas a hacer durante el día, más ordenado esté tu espacio, más organizado esté todo, menos estrés añadirás a tu rutina ya que la desorganización produce estrés sin duda e impide que puedas cumplir con tus objetivos.

Lee más sobre este tema en el artículo la organización es la clave.

 Sé realista con la organización y no pretendas hacer tareas múltiples ya que es otro claro factor de estrés (sin faltar es algo que el sector femenino solemos hacer: mientras hago el sofrito para los macarrones de los niños, tiendo la lavadora, y mientras voy acabándome el desayuno que me tengo que ir a trabajar en 10 minutos)

Definitivamente no es le mejor manera de que las cosas salgan bien, así que prioriza y haz una cosa y seguidamente la otra para que puedas poner los 10 sentidos en cada una de las cosas que haces.

 Y no confundas organización con control total. Intentar controlar aquello que está fuera de nuestro alcance nos estresa. Querer que una persona actúe de determinada manera, o ansiar que suceda algo que no está en tu mano… estresa. Así que deja para los demás lo que es trabajo de los demás.

El estrés es un instinto de nuestro organismo para protegerse de presiones físicas y emocionales. - piopialo          

3.   Puntualidad

Ir corriendo de un sitio a otro estresa y mucho. Dedícate el tiempo que necesites para estar listo para salir de casa y para llegar bien al sitio donde tengas que estar.

Las prisas solo añaden más estrés a la situación. Como dice el refrán, vísteme despacio que tengo prisa…

Si eres capaz de modificar estos 3 puntos que son clave para la reducción del estrés ya habrás ganado mucho.

Es un proceso lento y no será perfecto el cambio de un día para otro, pero si tomas conciencia de su importancia y vas cambiando gradualmente tus hábitos podrás sentir una diferencia notable en tus niveles de estrés.

Muy pronto daré más consejos para disminuir el nivel de estrés. No te los pierdas en el próximo artículo.

Si te gustó este artículo no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales.