¿Es CrossFit para mi? ¿Seré capaz?

Muchas personas tienen dudas antes de empezar con el CrossFit. Es común dudar sobre si seremos lo suficientemente buenos, fuertes, aptos… para hacer este deporte que parece desde fuera que sea solo para unos pocos.

De hecho, es habitual preguntar a alguien si ha probado alguna vez el CrossFit y que te responda:

¡Que va! ¡Si yo no estoy en forma!

CrossFit es para todo el mundo que quiera hacer CrossFit. Este deporte tiene un amplio abanico de posibilidades en el que todo el mundo que esté interesado puede entrar.

No tienes que ser profesional

Es fácil que las imágenes y vídeos con los que te hayas topado, sea de gente que se dedica de forma profesional. Los vídeos  con movimientos más llamativos son los que se comparten.

Y como en todos los deportes, se puede practicar a nivel profesional o no.

Quiere decir que seguramente no te lleguen los vídeos de entrenamientos más “normales” porque quizás no llamen tanto la atención.

Pero CrossFit no es solo peripecias y gente muy muy fuerte.

No tengas miedo

Claro que el CrossFit envuelve todo tipo de ejercicios, muchos de los cuales no has visto, ni mucho menos practicado antes. No tienes que asustarte, todo a su debido tiempo.

Si en la primera clase hay que hacer “hand stand push ups” y te suena a chino y cuando lo ves quieres salir corriendo de la clase, tranquilo, quédate porque estás a salvo.

Tú como todos comenzarás por el principio.

El coach te enseñará la técnica y te adaptará el ejercicio para que entrenes a tu intensidad y a tus capacidades.

Y verás como poco a poco serás capaz de hacer todos esos ejercicios que hacen tus compañeros que llevan más tiempo que tú.

Tú puedes

Es lógico sentirse abrumado cuando estás en tu primera clase en un box de CrossFit.

Es fácil que empieces a darle vueltas a la cabeza a cosas como:

“tengo sobrepeso, yo no podré”, “desde que fui al colegio no hago deporte, esto es demasiado para mi”, “CrossFit es muy duro y yo no estoy en forma”, “yo ya soy mayor para estas cosas”…

Todos tenemos inseguridades y nos podemos sentir muy pequeños e impresionados pero dale una oportunidad.

 

No voy a decirte que vayas a entrar al box y que mágicamente podrás hacerlo todo. No es así, pero sí te aseguro que si insistes, en un tiempo serás ni más ni menos que uno más.

He visto a personas con sobrepeso, superar esta barrera. He visto a mujeres que no habían hecho deporte en su vida. He visto jubilados que no se imaginaban que con esa edad pudiesen estar tan en forma. Y todos ellos han dejado al lado esas inseguridades y se han entregado a este deporte.

¡¡Todas ellas no cambiarían este deporte por nada!!!

Todos los crossfiteros empezaron por el mismo sitio que tú

Todos los principios son un poco duros, pero aquí la comunidad es asombrosa y te ayudarán un montón. Todos hemos tenido que pasar por el mismo proceso de aprendizaje, todos comenzamos por el pricipio. Y tus compañeros te arroparán en este aprendizaje.

Todos hemos tenido que aprender a hacer el kipping que se nos atragantaba. No sabíamos hacer double unders, lo de los muscle ups nos parecía algo que no conseguiríamos en la vida, y hemos alucinado cuando hemos visto que podíamos poco a poco coger tantos quilos y moverlos.

Es bonito aprender, compartir, evolucionar… Y al principio más que nunca esto será una constante.

Los CrossFiteros son gente de carne y hueso

Después de todo entenderás que todos estamos hechos de la misma pasta. Y que todos podemos ir a un box para darlo todo, entrenar dentro de nuestras capacidades, sufrir, evolucionar, fallar, y volver a acertar. 

No son gente de otro planeta, son como tú y como yo. Gente muy normal. Que tienen sus trabajos, sus familias, seguramente no se van a dedicar profesionalmente a este deporte, pero que intentan venir todo lo posible para dar lo mejor de ellos en cada entrenamiento.

Dentro del box todos tenemos fortalezas y debilidades. El que parezca el más fuerte y el más nuevo del box. Aquí dentro todos somos iguales.

Todos somos crossfiteros y tú si quieres, solo tienes que tener un poco de confianza en mí y en todo lo que te explico. Porque en el momento en el que te presentes en un box, podrás comprobar que todo lo que te he contado, era tal cual.

Leave a Comment