¿ Cuánto cardio ?

Sobretodo de cara al verano una de las preguntas que más me llegan suele ser cuánto cardio hay que hacer para perder grasa.

A todos nos gusta lucir un buen tipito y unas semanas antes nos empezamos a preocupar por aquello que tal vez nos sobra un poco por aquí o por allí.

Es cuando la gente se plantea cuál es la cantidad exacta de cardio necesario para empezar a perder grasa y bajar de peso. Veamos a continuación con más detalle lo que podemos hacer para maximizar ese esfuerzo de ejercicio cardiovascular.

Cuál es la cantidad exacta de cardio necesario para empezar a perder grasa y bajar de peso?

¿Qué hacer para perder grasa?

1. No hay una respuesta perfecta en cuanto a la cantidad de ejercicio cardiovascular. Se puede aconsejar una media de 3 sesiones a la semana con un ritmo bueno, pero siempre dependerá de la intensidad de tus sesiones de ejercicio cardiovascular. No es lo mismo caminar, que trotar, que correr, que hacer sprints, tiradas largas de bicicleta, o una clase de steps o un ritmo cómodo en la elípita. Está claro que a mayor intensidad, mejores resultados obtendremos. Si quieres saber más sobre entrenamientos tipo hiit (high intensity interval training), pulsa aquí.

2. Entrenar en ayunas es una buena forma de movilizar la grasa. Para nuestro cuerpo es mucho más sencillo obtener energía que ya corre por nuestra sangre cuando hace poco que hemos comido, que movilizar la grasa que está acumulada por nuestro cuerpo para obtener la energía que necesita para el ejercicio. Si tienes miedo a desfallecer, sé precavido. Si sales de casa lleva contigo algo de comida por si notarás que fueras a marearte, pero la mayoría de personas en un par de semanas se han podido adaptar perfectamente al entrenamiento en ayunas.

[Tweet “Es más sencillo obtener energía que ya corre por nuestra sangre que movilizar la grasa acumulada.”]

Estamos genéticamente preparados para entrenar en estas circunstancias. En muchos casos simplemente tenemos miedo de no tener suficiente energía, o de no poder rendir bien.

Pero al contrario de esta pensamiento somos capaces de aguantar ese esfuerzo perfectamente incluso mejor, ya que el ayuno intermitente y el ejercicio en especial el de alta intensidad favorecen mayores niveles de testosterona.

 

3. Para aquellos que hacen musculación, incluir el ejercicio cardiovascular después del entrenamiento de pesas es una buena opción. Precisamente por lo que hemos explicado antes, mientras haces ejercicio irás consumiendo la insulina que tienes en la sangre y una vez que el cuerpo ya no pueda obtener recursos de aquí deberá movilizar las grasas que es precisamente en lo que estamos interesados.

4. Evidentemente no habrán grandes resultados si no se acompaña con un planning de alimentación correcto para no seguir acumulando grasa. Si quieres ver una pauta de alimentación pulsa aquí.

El dicho de “los abdominales se consiguen en la cocina” lleva mucha parte de razón. Aunque nuestra actividad física fuese perfecta.

Si al cuerpo no le damos lo mejor ni optimizaremos nuestros entrenamientos y además nos frustraremos porque no podremos ver cambios visuales significativos que se correspondan a todo el esfuerzo de los entrenamientos.

5. Sobretodo sé paciente. Recuerda que en la persistencia recae la clave para alcanzar los objetivos. Sería un engaño pensar que la grasa que hemos acumulado en todo un año porque no nos hemos movido suficiente, y /o porque no hemos comido de la mejor manera, vamos a poder despedirnos de ella en 4 días.

Si te gustó este artículo no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales.