El código de los huevos

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los huevos ya que es un alimento esencial por su gran valor nutricional en la dieta de cualquier buen deportista.

Si os habéis fijado en el supermercado podemos encontrar varios tipos de huevos y no son todos lo mismo. Blancos y morenos, clasificados según el tamaño, y además también por el sistema de cría.

Esta información es obligatoria que aparezca en la etiqueta del estuche con un texto descriptivo, pero como el marketing muchas veces nos confunde, los productores están obligados a seguir unos códigos estándares impresos en la cáscara del huevo para confirmar de qué tipo son.

¿Qué significa el código en los huevos?

Lo que vemos impreso es un código largo compuesto de números y letras. Nos vamos a centrar en el primer dígito para entender la diferencia de los huevos.

Después de esta información la pregunta evidente es:

¿Afecta la forma de producción a la calidad del huevo?

Pues la cosa es que no se ha demostrado científicamente que los huevos ecológicos sean mejores ni desde el punto de vista nutricional, ni para el medio ambiente. No existen diferencias entre los ecológicos y el resto, y aún menos entre los tres restantes.

Esta es la información oficial.

Extraoficialmente se ha escuchado la existencia de centros de producción donde las gallinas están expuestas a la luz constante, día y noche, para que no dejen de poner huevos.

Sin ser veterinaria esto a mí no suena muy bien. Yo si fuera gallina preferiría estar por ahí revoloteando de manera que apuesto por las gallinas felices, me hacen pensar que pueden poner mejores huevos.

Personalmente creo que valdría la pena decantarse por los huevos tipo 2 o 1. Son un poco más caros que los de tipo 3, pero es bastante pequeña la diferencia.

¿Te has fijado alguna vez en el color de los huevos comprados directamente a alguien que tenga gallinas?

El color es más amarillento de lo normal, algo diferente tendrán para que sean así.