6 falsos mitos sobre la dieta Paleo

Desde hace un tiempo la dieta paleo ha ganado popularidad gracias a la creación de más contenido acerca de este estilo de vida.

Aunque los nombres que se usen sean varios: primal, sin cereales/gluten (grain free), comida real (real food/whole food), ancestral… Todos hacen referencia a los mismos fundamentos, comer mejor para ganar en salud.

Esta dieta se reconoce como un estilo de vida, no tiene fecha final. Por lo tanto, si eres seguidor de la dieta paleo no harás dieta 2 meses para el verano, si no que yu intención es mantenerla para siempre porque es la forma más inteligente de cuidar lo más valioso que tienes, tu salud

A la misma vez que ha ido ganando popularidad y seguidores, también lo ha hecho el número de detractores. Vamos a ver los achaques que hace la gente al referirse a este estilo de vida de forma despectiva e intentando quitarle el sentido a la misma.

Esta es solo una muestra de los comentarios en mi canal de Youtube.

Piensa que este tipo de opiniones suele reflejar las inseguridades de aquellos que las lanzan.

De aquellas personas que también querrían perder peso, encontrarse mejor, tener buena salud pero no son capaces a renunciar a su estilo de vida para conseguirlo.

Suele ser gente que como no se ve capaz de hacer lo mismo que tú, que sus decisiones sobre su salud no suelen ser tan acertadas y que tu forma de vivir les hace sentir inseguros sobre sus propias acciones.

Cada uno puede gestionarlo de la mejor manera posible, está claro que muchos optan por la vía de la destrucción que es mucho más fácil que construir algo bueno. Y tampoco debe preocuparte mucho su opinión, ni desperdiciar tiempo en convencerles de lo positivo que sería para ellos probarlo.

Cada uno decide por si mismo, simplemente llévalo de la mejor manera posible.

Empecemos a destruir las falsas creencias.

No tienes que coger una lanza y cazar mamut

La idea principal detrás de este estilo de vida es imitar a nuestros antepasados de la época paleolítica que según los estudios vivían sin las enfermedades crónicas a las que nos enfrentamos hoy en día.

Y cómo dicen muchas personas que tienen recelo a esta forma de vivir, no consiste en coger la lanza y salir a cazar en medio de la ciudad.

Consiste en volver a comer comida de verdad porque aunque pueda parecer demasiado obvio, nuestros antepasados no comían cereales light con leche desnatada para desayunar y era más sanos que nosotros.

Sin duda, la alimentación que hemos llevado durante millones de años de nuestra evolución, es muy diferente que la actual. La alimentación es la base de la salud, y retomar la alimentación de la era de nuestros primitivos nos ayudará a recuperar nuestros niveles de salud.

¿Pero hemos evolucionado, o no?

Otro excusa recurrente es hacer referencia a que hoy en día no coexistimos en el mismo entorno que lo hacíamos millones de años atrás.

Y esto es cierto, pero dentro de las circunstancias dadas podemos escoger aquello que más se le parece, porque la comida procesada a la que rápidamente nos hemos acostumbrado a comer y que nos parece lo más normal, para nuestro organismo no lo es.

Y hay mejores alternativas a unas galletas digestivas con fibra añadida con yogur para que tengas buen tránsito… por ejemplo.

Es cierto que en la actualidad hay cierta producción de alimentos que a pesar de ser naturales, en el proceso se han llenado de insecticidas, pesticidas, hormonas, antibióticos… pero eso no debe reducir las opciones a este tipo de alimentos pobres nutricionalmente, quiere decir que debemos estar atentos para consumir aquellos de máxima calidad.

Pero de ninguna de las maneras usarlo como una excusa para decir, para comer eso mejor como unas patatas fritas bajas en sal.

Pero si ahora vivimos más años

Los estudios sitúan la edad media de nuestros antepasados paleolíticos alrededor de los 30 años, y en la actualidad la cifra es muy superior. Visto así parece que ahora vivimos mejor si es que vivimos más, pero falta por tener en cuenta unos pequeños detalles:

¡No se puede comer de nada!

Típico!!!! Si tienes en cuenta lo que se come hoy en día y lo que la dieta paleo recomienda ¡por supuesto que no puedes comer de nada!

Si tu día a día es comida procesada, tu cesta de la compra no tiene comida real, va toda en paquetes… no, no puedes comer de nada. 

En realidad te has limitado a comer lo que la industria alimenticia ha preparado para ti, y te has olvidado de toda la comida de verdad.

Cuando seas capaz de ver que hay mucho más allá de unos cereales para desayunar, un plato de pasta para comer y un sandwich integral para cenar, verás que ¡sí puedes comer de muchas cosas!

Sólo hace falta que vuelvas a recuperar la comida de verdad: carnes, pescados, huevos, verdura, fruta, aceite, semillas… con un montón de variedades según la estación y tu localización. Hay muchas cosas que puedes comer.

Comer bien es muy caro

No y no es la respuesta rotunda y que requiere de una demostración. Pero aunque realmente fuera una opción más cara que comer mal, no hay nada más caro que perder la salud

Si comes fuera de la dieta paleo es habitual que en tu cesta de la compra haya: refrescos (con azúcar, o edulcorantes, o ambos), cereales bajos en calorías, galletas o%, panes integrales, avenas de sabores, yogures desnatados, leches vegetales… Esto sin contar aquellos extras para cuando uno se ha un capricho tipo, cervezas, nutellas, patatas fritas, bollería….

En su lugar comprarás alimentos frescos y reales: fruta y verdura (de temporada y local), carnes y pescados de calidad, huevos de gallinas libres, semillas, aceites.

Claro que tanto si sigues la dieta paleo o no puedes hacer una lista de la compra más caprichosa y cara, independientemente de tu estilo de vida. Pero en términos generales si sigues la dieta paleo no vas a comprar muchas cosas que sí compra otra gente y podrás invertir ese dinero en comprar alimentos de calidad nutricional.

Hay que comer de todo

Siempre nos han dicho que hay que comer de todo. Faltaría más, pero nos referimos a todo lo bueno ¿no?

Si cuando decimos que hay que comer de todo, incluye alimentos que van en contra de mi salud, no es una afirmación que tenga sentido.

Tu cuerpo se merece sólo lo mejor, y lo que tu consideras alimento y que debe estar incluido en tu alimentación, directamente para los seguidores de la dieeta paleo ni podemos ni considerarlo alimento ya que no son nutritivos.

Conclusión

Estos son sólo algunos de los falsos mitos que he tenido que escuchar más veces.

Sobretodo al principio de seguir este estilo de vida insistía en intentar ayudar a más gente a que entendieran que lo que comes debe promover tu salud, y que lo que comemos en la actualidad es todo lo contrario. Con la única intención de que más personas se pudiera beneficiar de este estilo de vida.

Con el tiempo he entendido que lo mejor es concluir la discusión lo más rápido posible porque sólo merece la pena que ayudes a aquellos que realmente han mostrado un interés por aprender, de lo contrario solo pierdes el tiempo.

No podrás ayudar a nadie a cambiar si es que para empezar, no quieren.