La moda de las harinas de avena

En este artículo te voy a explicar porque he dejado de comer crepes de avena. Puede que hayas visto mi vídeo de las harinas en Youtube, es un vídeo que está en primeras posiciones si estás buscando información sobre como cocinar los crepes. Sin embargo he cambiado, ¿porqué? Sigue leyendo…
 
Cada día se puede aprender, sobretodo si estamos predispuestos a ello porque estemos interesados en mejorar, y en el tema de la alimentación no es diferente.
 
Hace ahora ya unos años que me inicié a la dieta Paleo y el camino ha estado lleno de altibajos, errores y aprendizaje, mucho aprendizaje.
 
A día de hoy soy más paleo que el primer día y espero serlo menos que de aquí a un año. Mis costumbres han ido cambiando progresivamente a medida que me he ido concienciando sobre el verdadero significado de este estilo de vida.
 
Al principio recuerdo que buscaba sustitutos que fueran aceptables para consumir dentro de esta dieta, y que sustituyeran aquellos que no se podían.
 
Con el tiempo he aprendido a eliminarlos y vivir sin ellos, porque realmente he entendido porque se desaconseja su consumo y he decidido racionalmente eliminarlos de mi dieta.

Crepes de harina de avena

Hace poco, en las redes sociales se me reconoció como “la chica que nos enseña que hacer crepes de avena” y me llevé las manos a la cabeza.
 
Porque de entre todo lo que hago, precisamente es con lo que menos representada me siento y de ahí que os escriba este post.
 
En mi canal de Youtube os he ido enseñando desde actividades más rutinarias de mi día a día en los vblogs, a explicaciones sobre como hacer según que ejercicios o cómo cocinar de forma sana.
 
Antes de pasarme a la vida paleo consumía esporádicamente tortitas de avena con sabores. Y por eso decidí compartirlo con vosotros para poder enseñaros también que fácil se podía hacer.
 
La verdad es que nunca fueron parte de mi día a día, pero sí lo había hecho de forma esporádica y ahora tenía la obligación de decir algo al respecto.
 
 

¿Son los crepes de avena la mejor opción de desayuno?

Claramente no. Desayunar todos los días este tipo de alimentos no es conveniente. La mayoría de opciones de crepes son de avenas saborizadas, con edulcorantes y químicos. Es mejor siempre optar por opciones de comida de verdad.
 
Es un producto que se ha puesto muy de moda, y vemos variantes como Nocilla Fit, Galletas Fit, y sucedáneos que no pueden ser un alimento que consumas a diario. Yo lo dejaría para un capricho de forma ocasional.
 
Haz la prueba de desayunar con alguna de mis recetas o desayunar unos crepes y me cuentas cómo se siente tu cuerpo después de uno u otro desayuno.

¿Porqué no consumir cereales?

Y te preguntarás que cómo puede ser que si he cocinado crepes de avena ahora os diga que no lo hagáis. Bien, porque como os he explicado desde que soy Paleo no consumo este grupo de alimentos por un motivo principalmente, por mi salud.
 
Y porque como dice mi madre rectificar es de sabios, y lo mejor es que me posicione de nuevo en este tema, desde que mi alimentación ha cambiado también.
 
Y como he cambiado mi forma de ver la alimentación, quería compartir con vosotros porque no consumirlos.
 

 
Durante años la pirámide alimenticia que nos han recomendado, que hemos estudiado en el colegio y que se supone que había que seguir para que comiéramos de forma saludable, situaba en la base de la pirámide los cereales que debían consumirse hasta 5 raciones al día.
 
Con esta mentalidad la avena parece que era una de las mejores opciones ya que era la más “natural” dentro de este segmento.
 
Si eliminas los cereales de tu dieta ganarás en salud. Según la teoría evolutiva llevamos solo entorno unos 10 mil años consumiendo estos alimentos.
 
Anteriormente no existía el cultivo de estos alimentos y vivíamos mejor que ahora ya que nuestro organismo no está del todo adaptado al consumo de cereales.
 
Te puede parecer que 10 mil años ya son un montón como para que nuestro cuerpo genéticamente haya evolucionado y se haya adaptado al consumo de cereales pero lamentablemente 10 mil años en la historia evolutiva es comparable a un abrir y cerrar de ojos.
 
Es aproximadamente el 1% de nuestra historia teniendo en cuenta que existimos desde aproximadamente 2.5 millones.
 
Ahora dirás que te recomiendo no consumir cereales solo porque “no estamos adaptados”. Parece una excusa poco tangible, de manera que señalaré más específicamente la parte menos bonita de los cereales:
 
  1. Pese a que la avena no tiene gluten, puede contenerlo por contaminación. El gluten es una proteína que no digerimos nada bien, que provoca hinchazón, flatulencias y mala digestión.
  2. Son de alta carga glucémica. Esto quiere decir que el nivel de azúcar que contienen es alto y que llega rápidamente a la sangre, provocando un subidón de azúcar, seguido de un subidón de insulina y un bajón de azúcar en sangre.
  3. Contienen pocas vitaminas, minerales y fitoquímicos respecto a una verdadera fuente de carbohidratos como es fruta y verdura. Digamos que están vacíos de verdaderos nutrientes para nuestro cuerpo.
 
Las dietas sin gluten disminuyen la adiposidad, la inflamación y la resistencia a la insulina. - piopialo          
 
Si quieres saber con un poco más de detalle porque no consumir estos alimentos, este post está detallado con más profundidad.
 
Desde que hice este cambio en mi alimentación he ganado por dentro y por fuera. Sin duda es la mejor apuesta que puedes hacer, volver a lo natural y dejar de lado la comida moderna, que lejos de evolucionar ha involucionado.
 
¿Te atreves a ser un Paleo más?