La organización es la clave

Hoy en día vivimos con muchas prisas, estrés, en una rutina de corre corre y a veces puede parecer que las horas no son suficientes para hacer todo lo que se supone que tenemos que sacar adelante a diario. La solución a este problema es la organización.

Todos los humanos disponemos de la misma cantidad de tiempo al día, 24 horas para exprimir dentro trabajo, familia, compromisos, ocio…

Algunos parece que llegan a cumplir con lo que tenían que hacer mejor que otros. De manera que no se trata de cantidad sino de calidad y esto es precisamente lo que cualquier adulto necesita para planificarse.

Hay que tener una agenda, te ayudará mucho, pues además de organizar todas las actividades para que sean posible, hace que se cree un compromiso de cumplir. Como dicen en inglés, “fail to plan, or plan to fail”

Y por si no te habías dado cuenta aún, de que te alimentes bien o no depende mucho lo bien organizado que seas.

Tu nutrición no debe depender del cansancio u otra excusa, provocando que no sea equilibrada. Piensa que si no te organizas tienes altas probabilidades para acabar comiendo mal. Puntos clave para estructurar una alimentación saludable para ti y para tu familia:

– Planea tus comidas por adelantado. Coge una libreta y escribe un menú con todo lo que vas a comer durante el día. Haz una programación semanal.

– Encuentra el momento del día en el que vas a poder pararte a cocinar tu comida. Para entonces debes de tener todo preparado, esto se refiere a los ingredientes básicamente.

– Elabora una lista de la compra mirando los menús que has establecido para la semana.

No dejes nada a la improvisación, con todo estipulado anteriormente, ordenado, preparado, eres más eficiente en tu tiempo y darás menos margen al error de no comer algo sano.

– Piensa que puedes cocinar más raciones que las que vas a comer ese mismo día. Puedes conservarlo en la nevera si crees que vas comerlo de nuevo en un par de días máximo, si no puedes congelarlo y conservarlo perfectamente hasta la próxima vez.

– Haz menús variados para no repetir lo mismo una y otra vez. Sé creativo y experimenta con los mismos ingredientes otras recetas.

Esta planificación te va a ayudar a ajustarte mejor al presupuesto, a aprovechar más los alimentos, seguramente a tirar menos comida, y a comer mucho más sano.

Ser oganizado ayuda a poder cumplir con todas tus obligaciones y encontrar un momento para el resto de cosas.

Tener la sensación de haber hecho a tarea y no de ir perdido y atropellado, nos da una satisfacción que nos favorece el estado de ánimo para afrontar mejor el día. Además es como todo, cuanto más lo pones en práctica más sencillo te resulta.

Leave a Comment