¿ Leche buena o mala ?

Desde que tenemos uso de razón nos han dicho una y otra vez que la leche es un alimento muy importante para la salud de nuestros huesos ya que es una gran fuente de calcio.

Yo recuerdo que me decían que tenía que tomar leche para crecer fuerte y sana; y lo creímos sin más.

Por mucho que se repita una mentira no se convierte en realidad, o al menos eso espero. Las compañías de leche se han encargado en hacernos creer que la leche es necesaria en una dieta equilibrada, pero más lejos de lo que nos han hecho creer, la mayoría de la población no está adaptada a su consumo.

Más de un 65% de la población tiene algún grado de intolerancia a la lactosa o a otros componentes de la leche.

La leche de vaca puede no ser tan buena como dicen

Sin hacer un análisis demasiado técnico, voy a daros las explicaciones que necesitáis para poder desterrar esta idea equivocada que nos han inculcado desde bien pequeñitos (y que conste que nuestros padres lo hacían por nuestro bien…)

Somos los únicos seres vivos que continúan tomando leche después de la época de la infancia, y además leche que no es de nuestra especie como sería la leche materna en nuestro caso, si no leche de otra especie.

En realidad solo hay que usar un poco el sentido común para entender que la leche que da una vaca para amamantar y hacer crecer un ternero recién nacido que pesa ya 50-70 kg.

Los terneros duplican su peso en menos de 50 días, desarrollan 4 estómagos. A base de amamantar, la leche de vaca contiene aproximadamente tres veces más proteínas que la leche humana y casi un 50% más de grasa.

[Tweet “La leche de vaca está hecha para amamantar terneros, no humanos.”]

Porqué evitar el consumo de leche de vaca:

Es evidente que el cuerpo humano no está adaptado al consumo de la leche de vaca si miramos la historia evolutiva.

Hace solo unos miles de años de que el ser humano consume leche, desde la revolución agricola – ramadera. Es pero eso que gran parte de la población es intolerante a la misma.

 

 

Lamentablemente no es lo único que nos han hecho creer por intereses básicamente comerciales, que no es del todo cierto.

A partir de ahora deberíamos cuestionarnos un poco más si todo lo que hemos aceptado como verdad absoluta lo es.

 Si estás interesado en la posibilidad de alimentarte de otra manera y mejorar tusalud, lee esteartículo sobre la dieta Paleo (YO SOY PALEO), quizás te des una oportunidad.

Conclusión

Normalmente la intolerancia a la lactosa se desarolla con el paso de los años ya que poco a poco vamos perdiendo la encima para digerir la leche materna.

Si eres de las personas que no tienen molestias con el consumo de leche ya que evolutivanente han sido de los que se han adaptado, puedes incluir con consumo con moderación en la dieta. En ese caso deberías escoger leches de calidad y poco pocesadas.

Esto quiere decir que al igual que el resto de alimentos que ingerimos, cuánto más se parezca a su origen natural mejor.

La calidad de la leche de uanvaca que libremente pasea por el monte, no puede ser la misma que la de la pobre vaca que le ha tocado vivir en una jaula.

Además, opta por la versión original, sin tener miedo a la grasa, olvida las versiones desnatadas que incluyen más procesos a la leche, incluso muchas personas comienzan a elegir leches vegetales caseras.

Si quieres recurrir a ortas fuentes de calcio puedes consumir almendras, sardinas, brócoli, sésamo, espinacas, col, salmón…

Si quieres probar otras leches, la de cabra es más parecida en su composición a la leche humana (menos caseína y menos lactosa), por lo que en general es más sana y fácil de procesar por nuestro organismo.

¿Te fue útil este artículo?

Si fue así no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales. ¡Gracias!