pequeños cambios para bajar de peso

Pequeños cambios, grandes avances

Cuando nos planteamos un nuevo objetivo debemos hacerlo de una manera estudiada para que evitemos el fracaso.

Si nos proponemos un objetivo grande que deba cumplirse en un largo plazo, habrá que desmenuzar este objetivo grande en varios pequeños.

Pero no por eso debes pensar que estos pequeños no son importantes, cada uno de ellos te ayudará a acercarte más a tu gran objetivo, de ahí la importancia de los pequeños cambios,ya que acaban resultando grandes avances.

Hoy puedes hacer un pequeño cambio que signifique un cambio sustancial para tu salud. ¿A qué esperas?

Empieza con pequeños cambios

Es “fácil” plantearse por ejemplo quiero bajar de peso, pero llevarlo a cabo, la acción inmediata es la más difícil a la vez que el paso más efectivo para llevarte a conseguir los resultados que deseas.

La acción inmediata sería en este mismo ejemplo, los lunes, los miércoles y los viernes voy a ir directa del trabajo al gimnasio para hacer mi rutina de ejercicio.

Desgranar un objetivo grande, en pequeñas acciones para llevar a cabo. Traspasar la idea a una acción concreta es la clave para conseguir tus objetivos.

Y en realidad esto no se aplica sólo al fitness y a la salud, puede extenderse para todas las áreas de nuestra vida.

Llevar a cabo una acción inmediata quiere decir que estás conscientemente tomando una decisión de cambiar sin excusas porque quieres luchar por un determinado objetivo.

Estos cambios pueden ser pequeños, no tienen que ser drásticos. De hecho, la mejor manera de que te mantengas fiel luchando por ese fin es que los cambios sean progresivos.

Pequeños cambios, compromisos contigo mismo mantenidos en el tiempo resultan ser los mayores avances, son más fáciles de mantener y es ahí donde reside la clave del éxito.

Normalmente, los grandes cambios sólo conducen a grandes fracasos porque suponen demasiado para sacar adelante de una sola vez.

Siguiendo con el ejemplo de adelgazar, es mejor que te plantees: esta semana voy a ir 3 veces al gimnasio y cuando sea para ti algo habitual decidas que los domingos vas a salir a hacer actividades físicas al aire libre con la familia, o dejar de coger el ascensor y usar las escaleras…

Que pretender pasar de una vida bastante inactiva a hacerlo todo de golpe. O por ejemplo, decidir que no vas a comer mucho pan y cuando lo hayas superado y sea para ti habitual, decidas reducir el consumo de refrescos, de alcohol, de comida procesada, de sal, de azúcar.

Será mucho mejor dejar de comer mucho pan y luego paulatinamente el resto que pensar que vas a pasar de un día para el otro a comer totalmente diferente.

Desgrana un objetivo grande en pequeños y será mucho más asequible. - piopialo          

Crea mini objetivos que puedas cumplir

La idea es centrar tus esfuerzos en un mini objetivo hasta que lo alcances, sea ya un hábito para ti, esté superado y no te suponga un esfuerzo; antes de depositar tus energías en sacar muchos mini objetivos adelante.

Así que recuerda, pequeños pasos y firmes te hacen que sea más fácil para ti conseguir tus objetivos.

Desgrana tu objetivo grande en pequeños por simples que te parezcan, que puedas controlar día a día si los estás cumpliendo y puedas corregir las desviaciones.

Si te has planteado un objetivo para mejorar tu salud piensa que sólo lo conseguirás cuando realmente hagas la promesa contigo mismo, porque realmente lo quieras conseguir, porque por el camino te encontrarás dificultades que solo superaras y no abandonarás si quieres de verdad conseguir tu objetivo. Una promesa a ti mismo que solo tú puedes hacer por ti.

cambios para adelgazar

Prepárate para la acción, consigue el apoyo que necesites, recaba la información que te falta, y empieza a modificar tus hábitos desde ya por unos más saludables de los que jamás te arrepentirás.

No esperes a mañana, este es tu momento así que haz que valga la pena.

¿Te fue útil este artículo?
Si fue así no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales.Gracias!

Leave a Comment