¿Qué es el gluten?

El gluten es una molécula que está presente en la mayoría de los cereales y que no es digerible por ningún ser humano.

Y está claro que esto conlleva consecuencias una vez que entra en nuestro aparato digestivo se convierte en un disruptor endocrino.

Al ser un elemento que el aparato digestivo humano no es capaz de digerir, acaba siendo un elemento que molesta en la digestión y causa inflamación.

En 2005 entró en vigor la obligación de indicar la presencia de ingredientes que pueden causar alergias o intolerancias.

Gluten y celíacos.

¿Pero si nadie digiere el gluten como puede ser que no todo el mundo sea celiaco?

El gluten que forma parte de los cereales, al entrar en el aparato digestivo acaba siendo unas trazas que no se pueden digerir y que provocan inflamación.

Como cualquier otra alergia, depende de la sensibilidad con la que tu cuerpo reacciones a esas trazas que se quedan molestando por el intestino.

Puede ser que tu cuerpo casi no reaccione al gluten y solo provoque algo de hinchazón o pesadez tras su ingesta.

O todo lo contrario, si tu grado de sensibilidad es muy alto y cuando tomas gluten la respuesta de tu cuerpo es de mayor impacto, seguramente seas alérgico al gluten. Las personas con esta dolencia se les denomina celíacos/as.

[Tweet “Ahora entiendo todo esto del gluten, descúbrelo tú también!”]

Carbohidratos refinados vs carbohidratos naturales.

Los carbohidratos refinados se pueden considerar desde el punto de vista nutricional que son pobres. Básicamente porque sus calorías son vacías ya que ofrecen una cantidad muy baja de micronutrientes (vitaminas y minerales) en comparación a otros tipos de carbohidratos que si que aportan gran valor nutricional al ser fuente de vitaminas y minerales como son la fruta y la verdura.

Además, este tipo de carbohidratos refinados son ácidos en contra de la fruta y la verdura que a la vez desempeñan la función de alcalinizar y así equilibrar el resto de alimentos ácidos que ingerimos como la carne y el pescado que son fundamentales en la dieta. Podéis leer más en profundidad sobre este tema en este artículo (ph regulator).

Otro punto a favor de los carbohidratos no refinados, es que tienen una carga glucémica menor. Es decir, estos alimentos contienen menos cantidad de glucosa.

Este hecho colabora a la normoglucemia que es lo que deberíamos intentar alcanzar, una estabilidad en nuestros niveles de glucosa en sangre.

Si miramos la carga glucémica de alimentos tipo pan, arroz, pasta… nos damos cuenta de que al hacer sifdo refinados contienen mucho azúcar haciendo que se dispare los niveles de glucosa en sangre pasando primero por una hiperglucemia y después por una hipoglucemia (el bajón) provocando esa necesidad de estar picando entre horas.

Alimentos sin gluten, come más fruta y verdura.

Hay muchos alimentos hoy en día que hacen la opción sin gluten para celíacos. Aún así, seguirán siendo alimentos a base de carbohidratos refinados a pesar de que les hayan extraído el gluten.

Puedes intentar introducir paulatinamente en tu dieta más carbohidratos como la fruta y la verdura en el lugar donde acostumbrabas a comer cereales y poco a poco notarás como te encontrarás mejor.

NO debes de tener miedo y pensar que poner un plato de verdura cuando antes comías uno de pasta te va a hacer pasar hambre.

A pesar de que es difícil hacértelo creer, puedes comprobarlo por ti mismo. Si quieres más pautas para llevar una alimentación tipo del Paleolítico puedes encontrar más información detallada aquí (Yo soy paleo)

¿Te fue útil este artículo?
Si fue así no olvides compartir con tus amigos en las redes sociales.Gracias!