¿Qué es el metabolismo?

Todos hemos oído hablar sobre el metabolismo, sobretodo en referencias como: alimentos que aceleran nuestro metabolismo.

Algo que nos hemos hecho a la idea de que es bueno tener un metabolismo activo en lugar de uno más bien apagado, y nos hemos hecho a la idea también de que tenerlo acelerado nos ayudará a perder peso y mantenerlo mientras que de lo contrario un metabolismo lento nos engorda. 

Veamos un poco más a fondo de lo que se trata el metabolismo para entenderlo todo un poco mejor.

Definición de metabolismo

El metabolismo es la suma de todos los procesos físicos y químicos que suceden en nuestro cuerpo, en concreto en las células.

Éstas se dedican a convertir los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo pueda cumplir con todas sus funciones vitales como respirar, hacer la digestión, hacer circular la sangre, mantener la temperatura corporal, eliminar deshechos…. entre otras muchas funciones.

Nos aporta también la energía para las actividades deportivas y para las actividades diarias.

Nuestro cuerpo debe controlar la tasa con la que se sintetizan y se rompen los tejidos y proveer de energía suficiente para mantener todos los procesos físicos de nuestro cuerpo que son necesarios para la vida, de manera que lucha constantemente para mantener un equilibrio metabólico.

Todo este proceso de obtención de energía comienza entonces por la la digestión de los alimentos que consumimos.

Las enzimas descomponen las proteínas en aminoácidos, las grasas en ácidos grasos y los hidratos de carbono en azúcares simples.

Estas substancias ya degragadas son absorbidas por la sangre que las lleva a las células donde otras encimas regulan las reacciones químicas necesarias para que se metabolicen esas sustancias.

Quiere decir que deciden que se libere o se almacene esa energía en el hígado, en las células grasas, o en el músculo para su posterior utilización.

La forma de medir la energía es mediante calorías (eso que teme la mayoría de la población, a partir de ahora nos estamos poniendo serios con el post :P).

[box type=”warning” align=”” class=”” width=””]Cuando se consumen más calorías de las que tu cuerpo necesita estas calorías se acumulan en forma de grasa y cogemos peso. [/box]

Además de las actividades que si que somos conscientes requieren energía como es la práctica de ejercicio, las funciones que realiza nuestro cuerpo también requieren energía. 

Actividades del metabolismo

Anabolismo o metabolismo constructivo: atiende a  la fabricación de tejidos corporales y la creación de reservas de energía

Catabolismo o metabolismo destructivo: se refiere a la descomposición de tejidos corporales y de reservas de energía para obtener el combustible necesario para las funciones corporales 

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

La velocidad y el sentido en que se producen esos procesos metabólicos están regulados por distintas hormonas que se fabrican por el sistema endócrino, como la tiroxina (que se produce en la glándula tiroides) y la insulina (que se produce en el páncreas).

Las grasas son imprescindibles para el buen funcionamiento de estas hormonas, de ahí que no todas las grasas sean malas.

La salud física de las personas es la capacidad para incrementar la tasa metabólica para satisfacer las demandas del esfuerzo físico.

El ejercicio incrementa la tasa metabólica, a medida que se incrementa la intensidad del ejercicio, también lo hace la tasa metabólica.

Por ejemplo, cuando corremos a un ritmo de trote, la tasa metabólica se incrementa aproximadamente un 800% (8 veces más) respecto al estado de reposo, esto quiere decir que las demandas internas de nuestro cuerpo también se disparan.

Las personas con buena aptitud física pueden aumentar su metabolismo de 12 a 15 veces respecto al estado de reposo.

Estas personas poseen una gran administración metabólica, son capaces de suministrar energía rápidamente para movimientos potentes y mantener en buen estado de salud a los sistemas del cuerpo.

En cambio, las personas desentrenadas, no pueden generar la energía necesaria para lidiar con las sustancias que se producen durante la actividad física intensa y por eso se cansan con facilidad.

Un ejemplo es cuando una persona no deportista sube una cuesta o unas escaleras, rápidamente les duelen las piernas y les cuesta respirar.

A veces el sistema metabólico falla y es cuando hay enfermedades metabólicas que se pueden haber heredado. Lo que suele suceder es que hay encimas u hormonas en niveles anormales en sangre o que no funcionan correctamente. En ese caso es un médico quien te controla esta anomalía.

Pero si el funcionamiento es el normal, es así como funciona nuestro metabolismo, trabaja para que las funciones necesarias par ala vida puedan tener lugar de forma interna y para mantener nuestra actividad física.

Parece obvio pero cuando la obtención de calorías a través de la alimentación supera lo que necesitamos engordamos, y de la misma manera adelgazamos cuando no es suficiente.

De manera que queda bastante evidente porque nos favorece la práctica regular de ejercicio, tener un metabolismo activo, para mantenernos en forma y evitar que las actividades diarias supongan un reto para nosotros. A parte evidentemente de evitar engordar que es lo que asusta a casi todos.