que son las agujetas

¿Qué son realmente las agujetas?

Aparentemente a nadie le gusta tener la sensación de las “agujetas” ya que sufrirlas quiere decir sentirse dolorido en por lo menos una parte del cuerpo.

Pero tal vez cambies de idea si con este artículo entendemos un poco más porque aparecen además de saber la mejor manera para poder combatirlas.

El nombre clínico es dolor muscular post esfuerzo de aparición tardía (DOMPAT). Suelen aparecen tras una actividad física en la que un grupo muscular se ha expuesto a un sobreesfuerzo y se identifican por un dolor bastante intenso y muy localizado dentro del grupo trabajado. El dolor puede recordar al de pinchazos que provocarían unas cuantas agujas, de ahí que comúnmente en España se le llamen agujetas.

¿Por qué tenemos agujetas?

Las agujetas se dan siempre que el grupo muscular que realiza un trabajo no está bien habituado a la intensidad de dicho ejercicio, por lo que el tejido muscular y conectivo sufre alteraciones estructurales.

Estas alteraciones estructurales son en realidad una serie de pequeñas micro roturas de fibras musculares.

[highlight color=”yellow”]El cuerpo tendrá que reconstruirlas para adaptarse a dicho esfuerzo y así la próxima vez intentar soportar mejor esa carga física.[/highlight] Este es el principio en el que se basa la hipertrofia: aplicar una resistencia mayor a la que está preparado el cuerpo para que reaccione con la creación de nuevas fibras musculares para ayudar a mantener dicha actividad. Si el entrenamiento es planificado y la recuperación es buena, es así como se genera mayor masa muscular.

El cuerpo trabaja de forma muy inteligente y va a ir adaptándose cada vez mejor a ese esfuerzo y con el tiempo termina siendo mucho más eficiente para el desarrollo de esa determinada actividad.

Pero eso sucede que cuando la actividad se realiza a la misma intensidad se dejarán de producir esas micro roturas fibrilares.

Por este motivo es importante que introduzcamos variedad en nuestros entrenamientos bien en la carga, en las series, en el tiempo empleado, en los ejercicios en sí…

Para que así el cuerpo no quede 100% adaptado y nos quedemos estancados en nuestra evolución.

El dolor que implican las agujetas acaba significando que el músculo ha trabajado a una intensidad superior a la que suele realizar el esfuerzo y pierde flexibilidad durante un período entre uno y cuatro días.

Este es el tiempo que necesitas de recuperación, evidentemente dependerá de la intensidad de las agujetas.

Desde una leve molestia que notas cuando congestionas el músculo en cuestión que tiene agujetas a casi no poder caminar por ejemplo si son una agujetas muy exageradas en las piernas.

instagram avila

¿Cómo curar las agujetas?

Una vez que ya han aparecido se recomienda descansar ese grupo muscular para darle tiempo a la recuperación, alimentarse bien, estirar suavemente esos músculos e intentar aumentar el flujo de circulación para intentar acelerar la recuperación.

Puedes aumentar el flujo con un ejercicio muy suave, con duchas que combinen ratos de agua fría y de agua caliente, y si las agujetas no son muy dolorosas como para que moleste el contacto, un masaje también puede ayudar.

Espero que no contemples tomarte agua con azúcar, ese remedio antiguo ya que no ayudan para aliviar las agujetas.

Ahora entenderás entonces que tener agujetas es algo positivo. No quiere decir siempre que estés desentrenado, si no que has conseguido activar las fibras musculares lo suficiente como para que haga una cambio en las mismas para crecer.

 

Leave a Comment