Saltarse la dieta paleo

Todos sabemos que pese a ser fieles a cualquier dieta siempre habrá momentos en que nos va a ser complicado no saltarnos la dieta, y pensar lo contrario es simplemente un error.

Vivimos en sociedad y celebramos muchas cosas comiendo, si te fijas en el calendario cada dos por tres tenemos algún evento señalado y siempre es con comida.

A menos que pretendas aislarte de tu familia y amigos, cosa que te desaconsejo, vas a verte en situaciones en las que no vas a ser un cazador recolector.

Nadie puede llevar esta dieta (paleo) ni ninguna otra, de un modo perfecto todos los días del año, aunque fueras súper bueno planificando y adelantándote a los posibles contratiempos, aunque sólo sea por los compromisos sociales en algún momento te saltarás la dieta.

Pero como hemos dicho muchas veces, en el equilibrio está la clave. Aprovechar el momento y disfrutar, y una vez se ha acabado la comida trampa, volver cuanto antes a tus hábitos alimenticios.

Mantener las excepciones como tal, como excepciones, y cometerlas de una manera controlada.

Es mejor un día saltarte la dieta mucho, que un poquito cada día

Intenta que las grandes transgresiones sean aisladas: cuando comas fuera, en una fiesta… En realidad es mejor un día pasarse del todo, que muchos días admitir pequeñas sumas de alimentos que no te hacen bien, y que sumadas día tras día acaban siendo mucho.

Además se acaba perdiendo la percepción de las cosas que sí realmente están en la dieta y las que no.

En este primer ejemplo vemos una semana fallando cada día un poco, lo que hace que no tengamos una constancia en el cuidado de nuestra alimentación.

En esta foto tenéis un ejemplo de cheat mal o día de saltarse la dieta dónde en un día se fallan varias comidas. Este ejemplo es más aconsejable ya que no habituamos el cuerpo a comer mal cada día, sino que es un día en concreto el que lo alimentamos de otra manera. Siempre es recomendable intentar seleccionar bien la comida del cheat meal.

Si cometes pequeñas transgresiones más a menudo que sean realmente pequeñas. Por ejemplo, hay personas que de verdad no se imaginan una vida sin pan.

En ese caso, si creen que no pueden eliminarlo de la dieta, que escojan la versión sin gluten. Sin gluten no lo convierte en paleo, pero lo hace menos dañino para tu aparto digestivo.

 

Es mejor ser 80% paleo que nada.

Y por otro lado, quizás después de haber probado la dieta del Paleo como tal, te guste pero hayan restricciones que sepas que no van con tu estilo de vida quieras hacer pequeñas modificaciones para que pueda ser una dieta que te satisfaga a ti personalmente.

Que seas 80% paleo, es mejor que que seas 0% paleo, porque en ese caso estarás ganado en salud en un 80%.

Permíteme recomendarte un libro que puede cambiar la percepción de tu idea sobre la alimentación saludable. La dieta paleolítica de Loren Cordain.

 

15,20€
16,00
7 Nuevo Desde 15,20€
8 Usado Desde 11,50€
amazon.es
Envío gratuito
17,10€
18,00
5 Nuevo Desde 17,10€
2 Usado Desde 15,50€
amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: November 17, 2017 10:43 am
                                   

También te diré que a medida que eres más conocedor de la dieta, cuanto más sabes en cuánto a las consecuencias de tomar algunos alimentos, con más fuerzas te ves para retirarlo de tu dieta para hacerte un bien.

De manera que como muchas cosas en esta vida, ser paleo también es un proceso en el que se van cambiando de forma progresiva los hábitos y se va evolucionando.

En cualquier caso, podemos analizar dentro de las posibilidades que hay, que versiones pueden ser mejor para ti.

 Consejos para cuando tengas que saltarte la dieta

  1. Mejor comer tubérculos que cereales.
  2. Mejor comer legumbres que cereales.
  3. Mejor pseudocereales que cereales.
  4. Si vas a comer cereales, mejor sin gluten. 

Además la experiencia es un grado y a medida que te veas expuesto en diferentes situaciones seguro que vas a ir aprendiendo de ellas para que cada vez puedas ser un paleo más paleo.