Overhead Squat: consejos para mejorarlo

Si existe un movimiento que desafía a los atletas de CrossFit es, sin lugar a dudas, el overhead squat.

Dominar este movimiento no solo mejorará tu rendimiento en los entrenamientos, sino que también reducirá el riesgo de lesiones de forma considerable.

Mi nombre es Ales Faus, y como fisioterapeuta especializado en CrossFit, te guiaré a través de una completa hoja de ruta para conseguir y perfeccionar tu overhead squat en este tutorial de CrossFit.

Requisitos necesarios para el overhead squat

Con frecuencia, asociamos un buen patrón de overhead squat a tener buena movilidad, y aunque la movilidad por supuesto que es fundamental para desarrollarlo, existen otros requerimientos imprescindibles para realizar este movimiento de forma segura y eficiente. 

mejorar overhead squat

Debemos pensar en estas capacidades como las patas de una mesa, de modo que si nos falta una o es deficiente respecto a las otras, la mesa estará defectuosa. Estas capacidades son:

  • Movilidad.
  • Estabilidad y fuerza al final del rango
  • Propiocepción.
  • Patrón de movimiento.

A continuación vamos a desglosar cada una de ellas de forma analítica y te propondremos ejercicios específicos para desarrollarlas y conseguir el anhelado overhead squat.

Únete a los más de 10.000 usuarios en nuestro canal de Telegram para más información al minuto. También puedes unirte al canal en Whatsapp.

Movilidad para Overhead Squat

La movilidad es la primera capacidad que debes tener en cuenta para poder realizar este movimiento.

comprar metcon 9

Esta capacidad te va a permitir no solo poder cumplir con los estándares de movimiento que se exigen en CrossFit, sino realizar el ejercicio sin sensación de rigidez articular o muscular

A nivel de movilidad, el overhead squat es uno de los movimientos más exigentes que existe en CrossFit, puesto que se necesitan los siguientes requerimientos para poder realizarlo son solvencia:

Flexión y rotación externa de hombro

Con el fin de llevar la barra sobre nuestra cabeza, necesitaremos buena movilidad en estas dos direcciones articulares.

No solamente basta con la flexión.

Tener una buena rotación externa asegurará una buena posición de la cabeza del húmero dentro de nuestra articulación y una correcta posición de las escápulas para realizar el movimiento de forma segura. 

Uno de los test que más utilizo en mis atletas es el siguiente:

Sentados, y con la pelvis y toda la columna pegada a la pared, llevaremos los hombros hacia flexión, tratando de llegar a tocar la pared, parando el movimiento cuando sintamos que alguna parte de nuestra columna empieza a despegarse. 

movilidad overhead squat

Consideraríamos una movilidad suficiente para el overhead squat cuando en este test seas capaz de pegar las muñecas a la pared sin despegar ninguna parte de tu espalda.

Para valorar la rotación externa, utilizaremos el siguiente test:

Tumbados boca arriba en el suelo, con las piernas flexionadas, apoyaremos también toda la espalda y apoyando los codos en el suelo trataremos de llevar las manos hacia atrás en rotación externa de hombro.

ejercicios movilidad overhead squat

Consideraríamos bueno el test también cuando somos capaces de pegar las muñecas al suelo sin despegar ninguna zona de la espalda.

De cara a trabajar la movilidad tanto en flexión como en rotación externa de hombro, te propongo los dos siguientes ejercicios:

Flexión con pica en wallball

ejercicios para overhead squat

Rotación externa + press sobre foam

overhead squat movilidad

Recuerda realizar los ejercicios de movilidad concentrado y buscando llegar al máximo de tu rango articular, incluyendo una pequeña pausa al final de ese rango.

Extensión torácica

El siguiente aspecto importante en la movilidad del overhead squat es la extensión de la columna torácica, la cual va a permitir una posición más vertical del tronco y facilitará también la flexión y rotación externa de los hombros.

En un gran número de atletas, la falta de extensión torácica es lo que hace fracasar este patrón de movimiento. 

Valorar si la movilidad en extensión torácica es adecuada para el overhead squat es complicado de forma aislada, por lo que para valorarla nos ayudaremos de un test con vídeo.

Nos grabaremos haciendo lo siguiente:

Sentados junto a una pared, apoyaremos un foam roller a la altura de nuestra columna torácica.

A continuación, cruzamos nuestros brazos para bloquear el movimiento de la cintura escapular y llevaremos la cabeza hacia atrás con el objetivo de tocar la pared pero sin extender o flexionar el cuello.

consejos para overhead squat

Consideraríamos una movilidad torácica adecuada cuando somos capaces de tocar la pared con la cabeza y hemos visto en el vídeo que el movimiento sale del tórax, sin compensaciones de otras zonas de la columna.

Para trabajar la movilidad en extensión torácica, dos de mis ejercicios favoritos son los siguientes:

Extensión torácica en pared

extension toracica crossfit

Rotación torácica en pared

rotacion toracica crossfit

Flexión y rotación interna de cadera

La movilidad de la cadera es fundamental no solo para poder romper el paralelo y cumplir con los estándares de movimiento, sino para poder realizar una anteversión de la pelvis que facilite la extensión lumbar, lo cual nos va a permitir mantener la verticalidad del tronco durante el movimiento.

¿Qué problema provoca?
Si nuestra movilidad en flexión o rotación interna de cadera es deficiente, romper el paralelo significa llevar la pelvis hacia la retroversión y la columna lumbar hacia flexión, lo que hará que nuestro patrón de movimiento colapse y la barra tienda a ir hacia delante, haciendo muy complicado y poco eficiente el movimiento.

En este caso, no hay mejor test que el simple hecho de realizar una sentadilla (sin peso).

Consideraríamos una movilidad de cadera adecuada para realizar el overhead squat cuando somos capaces de romper el paralelo sin tener que flexionar nuestra columna y además no sentimos una excesiva tensión o dolor en la parte delantera de la ingle. 

overhead squat cadera

Podríamos completar este test con una evaluación aislada de la rotación interna de cadera.

Para ello, nos sentamos en un cajón, con los muslos totalmente apoyados y tratamos de llevar nuestro pie hacia afuera, haciendo una rotación con eje en la rodilla y sin levantar el muslo. Debemos ser capaces de conseguir un ángulo de unos 30 grados de apertura, observando que no compensamos el movimiento con la pelvis o la columna lumbar.

test movilidad overhead squat

Flexión dorsal de tobillo

Una buena flexión dorsal del tobillo es lo que nos va a permitir adelantar nuestras rodillas siguiendo el eje de las caderas, facilitando así su flexión y exigiendo menos rotación interna a éstas.

Además, nos permitirá mantener todo el pie apoyado durante el movimiento, evitando que se despegue el talón del suelo para conseguir un patrón de movimiento más estable y eficiente.

Lunge test

Para evaluar esta capacidad, el mejor test sin duda es el lunge test, que consiste en lo siguiente:

Nos situamos cerca de una pared y a continuación adelantaremos un pie. El test se realiza llevando la rodilla a tocar la pared sin levantar el talón del suelo, de modo que tenemos que buscar la máxima distancia a la que somos capaces de conseguirlo.

Si esa distancia es igual o superior a nuestro puño, consideraríamos bueno el test.

movilidad tobillo overhead squat

De cara a trabajar la movilidad en flexión de tobillo, te propongo estos dos ejercicios:

Dorsiflexión asistida con Kb

ejercicios movilidad tobillo

Dorsiflexión excéntrica de tobillo

ejercicios tobillo movilidad

Una vez has revisado tus requerimientos de movilidad, es hora de pasar al siguiente escalón: la estabilidad y fuerza a final del rango.

Estabilidad y fuerza a final del rango

Tener una buena movilidad, si no va unida a estas capacidades, puede ser peligroso para nuestras articulaciones, puesto que soportarán a través de los tejidos blandos (cápsula articular, ligamentos, etc) toda la carga a la que las estemos sometiendo.

¿Qué problema provoca?
Con frecuencia, veo atletas que son capaces de realizar un overhead squat perfecto con una pica de plástico o de madera, pero cuando añaden cierta carga, comienzan a temblar y pierden un grandísimo porcentaje de la calidad del movimiento.

Si es también tu caso, debes revisar sin duda alguna tu estabilidad y fuerza a final del rango.

De cara a que estas capacidades van a ser importantes en el overhead squat, fundamentalmente, la estabilidad y fuerza a final del rango en los hombros y la cintura escapular, y la estabilidad lateral y anteroposterior del tren inferior.

Estabilidad de los hombros y cintura escapular

Tanto la musculatura de los hombros como la musculatura de la cintura escapular va a tener que realizar un trabajo isométrico (Contracción muscular sin movimiento) muy potente al final del rango articular flexión de hombro y extensión del tórax.

Esta contracción es la que va a asegurar una correcta posición de la barra sobre nuestra cabeza y que se mantenga fija, facilitando el movimiento del tren inferior para poder realizar el patrón de sentadilla.

¿Qué problema provoca?
Un síntoma claro de falta de estabilidad en los hombros y cintura escapular es que la barra tienda a irse hacia delante de forma muy temprana y que se observen temblores durante el overhead squat.

Para trabajar estas capacidades son muy eficaces los ejercicios con carga que nos exijan una contracción potente de la musculatura a final del rango y en la posición específica de overhead squat respecto al tren superior.

La progresión sería realizar ejercicios con las mismas características pero en posición de sentadilla.

Aquí van algunos ejemplos:

Elevación de bumper en posición de buenos días

estabilidad hombros overhead squat

Bumper hold en prono

ejercicios ohs crossfit

Overhead squat resistido con goma

consejos ohs crossfit

Pulls con banda en posición de sentadilla

como mejorar ohs crossfit

Estabilidad lateral y anteroposterior del tren inferior

Aunque con menos frecuencia que el punto anterior, la estabilidad del tren inferior es también uno de los problemas que observo en los atletas que no tienen un patrón eficiente de overhead squat.

¿Qué problema provoca?
Este problema es el que podemos apreciar cuando, al realizar el overhead squat, los hombros y cintura escapular están perfectamente estables y alineados pero se observa un movimiento de las piernas o la pelvis hacia delante y hacia atrás que obliga incluso a despegar los talones del suelo para equilibrar el movimiento o provoca una caída hacia atrás.

También se puede producir un valgo exagerado de rodilla (las rodillas se van hacia dentro) que hace colapsar el tren inferior y provoca el fallo del movimiento.

Para trabajar la estabilidad del tren inferior en el patrón de overhead squat, añadiremos un elemento externo que nos desestabilice y realizaremos el patrón de movimiento completo tratando de vencer esa inestabilidad.

Estos ejercicios serían por ejemplo los indicados en este caso:

Overhead squat con pica y miniband en rodillas

estabilidad overhead squat

Overhead squat con pica y banda en rack (anterior)

mejorar estabilidad ohs crossfit

Overhead squat con pica y banda en rack (posterior)

ejercicios estabilidad overhead squat

Debes seleccionar el ejercicio en función de cuál sea tu problema de estabilidad, siendo el primero para la estabilidad lateral y los dos siguientes para la estabilidad anterior y posterior.

Propiocepción

La propiocepción es el sentido que nos permite percibir la ubicación, el movimiento y la acción de las diferentes partes de nuestro cuerpo.

Abarca un conjunto de sensaciones e información que llega a nuestro cerebro, incluyendo la percepción de la posición de las articulaciones y su movimiento, la contracción muscular o el esfuerzo.

Esta capacidad va a ser determinante en la ejecución de un buen overhead squat, ya que, si no sabemos cómo tenemos que mover cada parte de nuestro cuerpo y cómo contraer la musculatura necesaria para conseguir la estabilidad necesaria, de nada servirá la movilidad y fuerza al final del rango que tengamos. 

A priori, el trabajo de la propiocepción puede parecerse más a un juego que a un trabajo concienzudo dirigido a mejorar nuestro movimiento, pero es precisamente la falta de este trabajo lo que lleva a la mayoría de atletas que he podido asesorar a que sus patrones de movimiento no sean todo lo eficientes que les gustaría.

Tanto para analizar si tu propiocepción es buena como para trabajar en ella, la herramienta estrella en este caso va a ser el feedback.

Hay varios tipos de feedback que nos pueden ayudar en este caso. Te los pongo a continuación en el orden que en mi opinión son más prácticos o relevantes:

Feedback en vídeo

Este método es extremadamente sencillo a la par que eficaz a la hora de mejorar nuestros patrones de movimiento.

A través de los vídeos podemos observar simplemente cómo nos estamos moviendo para aumentar nuestra conciencia al respecto.

(Por ejemplo, en un overhead squat, al ver un vídeo podemos observar cómo existe una falta de estabilidad anterior del miembro inferior. Ya sabríamos en qué tenemos que trabajar).

También es útil para valorar de forma específica mediante algunos ejercicios nuestra propiocepción en aspectos concretos.

(Por ejemplo, vamos a realizar un overhead squat tratando de parar el movimiento en 90º de flexión de cadera. Realizamos varias repeticiones y a continuación comprobamos con el vídeo si estamos cumpliendo el objetivo o si nos quedamos cortos/largos.

El trabajo sería repetir este ejercicio hasta que conseguir los 90 º sea una norma).

Este uso se puede aplicar en un gran abanico de ejercicios y es especialmente útil cuando estamos trabajando en la técnica.

Cometemos muchas veces el error de grabarnos solo cuando hacemos repeticiones pesadas y son tanto o más importantes las repeticiones ligeras para mejorar nuestra propiocepción.

Además, existen aplicaciones como WL Analysis que nos permiten, a través de las grabaciones, analizar las líneas del movimiento e incluso la velocidad de ejecución, lo cual nos permite tener mediciones objetivas para saber si estamos mejorando nuestro movimiento con los diferentes ejercicios que estamos realizando. 

app para grabar movimientos halterofilia

Feedback de carga externa

Como verás, este tipo de feedback se parece mucho a los ejercicios para trabajar la estabilidad, y es que el principio en el que se basan es el mismo: vencer una resistencia externa hacia donde queremos que vaya nuestro patrón de movimiento.

Al exigirle a nuestro organismo una contracción muscular, la información que se envía a nuestro cerebro es infinitamente mayor, por lo que vender una resistencia externa va a mejorar muchísimo nuestra propiocepción.

Este tipo de ejercicios debe realizarse de forma lenta y controlada, tratando de percibir lo que está pasando en las diferentes parte de nuestro cuerpo

Un buen ejercicio de ejemplo, sería realizar un overhead squat resistido con una banda elástica en los hombros.

propiocepcion overhead squat

Feedback de resultado instantáneo

Este tipo de feedback es más rápido que el anterior y nos ayudará a analizar nuestra propiocepción y trabajarla en un aspecto muy concreto del patrón de movimiento. 

Engloba varios tipos de estímulo:

  • Visual (Por ejemplo, poner un láser en las rodillas para comprobar que el láser va recto frente nuestra vista al bajar en una sentadilla),
  • el táctil (Por ejemplo, poner unos cajones a los laterales de la barra para que ésta toque cuando llegamos a 90 grados)
  • o el auditivo (Que simplemente podría ser un compañero diciéndonos “hasta ahí” cuando vea que estamos perdiendo la estabilidad de los hombros). 

Estoy seguro de que has recibido algún tipo de feedback similar en tu box sin saber que se trataba de algo muy potente para mejorar la propiocepción.

¿Cuántas veces te ha dicho tu coach “¡Eso es!” cuando te ha salido un movimiento bien?

Pues este tipo de feedback, aplicado de forma sistemática y concienzuda, mejora muchísimo tu propiocepción

Patrón de movimiento (técnica)

Como en la inmensa mayoría de movimientos que debemos realizar en CrossFit, el patrón de movimiento (o la técnica como también solemos llamarle) va a ser la pieza clave que va a engranar todos los puntos anteriores para conseguir el ansiado overhead squat eficiente. 

El patrón de movimiento es importantísimo, sin embargo, en muchas ocasiones nos centramos en él de forma excesivamente temprana.

Si no tenemos primero los requerimientos necesarios de movilidad, estabilidad, fuerza a final del rango y propiocepción, nuestros intentos por conseguir el patrón de movimiento que deseamos van a ser en vano.

En este sentido, debemos entender que el patrón de movimiento que realizamos está basado en una serie de conexiones neuronales en nuestro cerebro que guardan ese “mapa de movimiento” con la finalidad de hacerlo de forma más automática y ahorrar energía.

Por lo tanto, si tratamos de realizar el overhead squat cuando no tenemos las capacidades suficientes, probablemente estaremos enseñando a nuestro sistema nervioso a realizar un patrón incorrecto que será más complicado de corregir. 

Si hablamos específicamente del overhead squat, no es un movimiento técnicamente complejo y depende en gran medida de que tengamos las capacidades anteriores trabajadas.

Una vez consigamos esto, el movimiento se tornará mucho más sencillo.

Dicho esto, existen varias formas de mejorar nuestro patrón de movimiento:

Cómo mejorar la técnica de Overhead Squat

Una de ellas es usar los mismos sistemas que usamos para la propiocepción, pero en este caso teniendo como base el movimiento completo.

1.- Analiza tu movimiento

A través del análisis de nuestro movimiento, ya sea por nosotros mismos o por indicaciones externas, podemos aplicar pequeñas correcciones para mejorar nuestra técnica.

2.- Trabaja con tempos y pausas

La segunda, y desde mi punto de vista la más eficaz, es añadir modificaciones del movimiento mediante tempos y pausas. Este tipo de modificaciones son muy útiles de cara a mejorar nuestro patrón de movimiento en rangos o fases del movimiento concretas. 

Si por ejemplo en tu patrón de overhead squat sientes que la bajada (o fase excéntrica) es muy dificultosa y sin embargo subes con facilidad, sería conveniente realizar un tempo 4-0-0 en algunas series (4 segundos de bajada, pausa y subida lo más rápidas posible). 

También observo en muchos atletas una dificultad de estabilizar la barra sobre su cabeza en diferentes rangos del movimiento.

Si por ejemplo el problema lo observamos en 90º de flexión de cadera, podemos añadir 2 segundos de pausa en esa posición concreta al bajar o al subir, para trabajar específicamente ese rango de movimiento.