El mejor sustituto para los refrescos

Es bastante común el consumo de refrescos repletos de químicos, de azúcar y o edulcorantes. ¿Cuál es el mejor refresco? ¿Y si lo tomo zero?

Muchas veces no somos conscientes de las elecciones que hacemos en el día a día, y si eres de los que a diario te tomas una Cocacola, Pepsi, un Nestea, un Aquarius, un Redbull… en cualquiera de sus versiones “light/zero/bajo en”, no le estás haciendo un bien a tu salud con el consumo de este tipo de bebidas. ¿Con lo fácil que es tomarse dos de estas cuando estamos con más gente? O tomarse una con la comida y otra con la cena…

Cada lata de refresco tipo Coca-Cola contiene 35 gr de azúcar. La OMS recomienda que el consumo de azúcar añadido en la dieta de un adulto no debería sobrepasar los 25g y de ninguna de las maneras deberías superar los 50 gr. Si con una sola coca-cola ya llegas a 35 gr, será fácil que superes los 50 gr.

deja de beber coca cola

Supongo que no hace falta que nadie te cuente que los refrescos no entran dentro del marco de la comida real que defiende la dieta paleo. Si quieres indagar más sobre esta dieta lee aquí.

Consecuencias del consumo de refrescos

Hay varios motivos por los que dejar de tomar estos refrescos, ni si quiera serían buenos de manera puntual, porque no aportan ningún nutriente y su excesivo contenido en azúcar tiene serias consecuencias para nuestra salud.

Ingredientes de dudoso origen

Muchos de estos ingredientes contienen aspartamo, un edulcorante que se ha relacionado con diferentes tipos de cáncer.

Problemas bucodentales

Vi un reportaje donde aparecía un adolescente con la boca totalmente destrozada, irreconocible. Explicaba que tomaba litros de Mountain Dew a diario. Y buscándolo he encontrado este otro que mete las muelas en esa bebida durante varios días y mira lo que les pasa!

Estarás pensando que es una exageración, y por suerte, es un caso extremo pero es una manera muy visual de recordar el daño que estas bebidas hacen a nuestra boca. Erosionan el esmalte, ayudan a la proliferación de caries, agravan el tono amarillento de los dientes, provocan gengivitis

Sobrepeso

Los refrescos no son los únicos responsables del aumento de peso de la población española en general, pero si aportan su granito de arena. Una vida sedentaria, una alimentación poco saludable le añadimos un exceso de calorías en parte gracias a las calorías que bebemos en parte de refrescos, y el resultado es el que tenemos delante de nosotros.

Una población que cada vez tiene más problemas de peso, no solo entre los adultos, si no que este es un problema ya evidente entre los pequeños de la casa.

Diabetes

El consumo de bebidas azucaradas está relacionado directamente con el aumento del riesgo de diabetes. Esta enfermedad cada vez es presente en gente más joven.

Una dieta alta en azúcares que nuestro cuerpo no puede tolerar. El organismo no puede producir tanta insulina como necesitaría para combatir esas grandes ingestas de azúcar. Y lamentablemente, se acaba convirtiendo en una enfermedad que se podía haber evitado totalmente con un estilo de vida sano.

Puedes aprender más sobre la paleo en esta guía.

¿Cómo dejar de tomar refrescos azucarados?

Es normal que estés enganchado, el azúcar es altamente adictiva. Lo estás tú, y todas las personas que en algún momento en su vida han tomado este tipo de bebidas hasta que han decidido cambiar su comportamiento.

porque dejar la coca cola

Piensa que todas estas alternativas no tienen nada que ver con las bebidas azucaras que sobre estimulan el paladar. Así que tendrás que ponerle voluntad al principio, para que puedas poco a poco desintoxicarte de esos sabores tan dulces y artificiales.

Agua con sabor

No olvidemos cuál es la mejor fuente de hidratación: el agua. No existe ni existirá nada mejor que esta fórmula perfecta H2O.

Dependiendo de cuál era tu consumo habitual de refrescos, puedes encontrar más difícil pasarte al agua directamente. Es fácil que te parezca sosa, aburrida y necesites que tenga algo de sabor para ayudarte en tus mejores intenciones por desterrar las coca-colas.

Puedes añadir cortes de frutas para aportarle algo de sabor y tu paladar se irá acostumbrando poco a poco. Recuerda que la base de nuestra hidratación debe ser a través del agua, el resto de propuestas pueden ayudarte a que sea más ameno, pero ninguna opción es mejor que beber el agua que tu cuerpo te pide a diario.

Infusiones

Hay infinidad de sabores de infusiones. Desde las más tradicionales como una manzanilla o un té, a opciones más afrutadas como picantes como el chai. Tanto calientes como frías, son una opción súper sana ya que cada infusión aporta sus beneficios.

Pero escojas la que escojas, no contienen químicos, ni burbujas, ni azúcares. Es normal que sobretodo al principio necesites endulzarlas ligeramente, opta por alimentos naturales como la miel.

También hay versiones más elaboradas en formas de latte. En el blog tienes un ejemplo de receta de matcha latte, bien calentito en invierno, todo un vicio.

Kombucha

¡La revolución de los refrescos! ¿cómo puede ser que algo tan bueno sea natural y sano? Pues existe, se llama kombucha y es la última moda. Porque además de tener un burbujeo natural que recuerda a los refrescos, es un alimento fermentado con muchas propiedades saludables.

Si aún no has probado la kombucha, no sabes lo que te estás perdiendo. En este post te lo explico mejor.

Zumo/licuado natural

Como ya vimos en este post sobre los zumos, comer la fruta por completo tiene muchos más beneficios que un zumo natural. Pero dentro de un contexto de una dieta sana, todos podemos permitirnos un zumo que preparemos nosotros mismos en casa, a base de frutas y verduras naturales.

Esta opción contiene más calorías que las anteriores, pero a la vez muchos más beneficios que cualquier refresco que está totalmente vacío de nutrientes.

Agua de coco

¿Habéis probado agua de coco natural? Recuerdo beber directamente de los cocos en unas vacaciones que hicimos al paraíso!!!!

Y aunque no te pueda prometer el paraíso, hay marcas de aguas de coco que contienen 100% la propia agua de coco sin ingredientes que no deseemos. Están cargadas de electrolitos (potasio, sodio y manganeso), un sabor a coco natural y es súper refrescante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.