7 falsos mitos sobre la dieta Paleo

La dieta paleolítica también tiene detractores que han favorecido a la desinformación.

La confusión es típica entre aquellas personas que no acaban de entender la idea evolutiva en la que se basa la dieta.

Vamos a dejar claras algunas ideas que suelen causar bastantes dudas desmitificando falsas creencias.

No tienes salir a cazar con una lanza

La dieta paleo es un marco conceptual creado a partir del estudio de nuestra evolución como especie. Esto se refiere por lo tanto a comer como lo hemos hecho durante millones en la era del Paleolítico. Esto no implica que tengas que cazar tu propia comida para que sea paleo ni mucho menos. Y aunque es muy obvio es el achaque que más se repite.

En el entorno actual disponemos de muchas opciones para comer, se trata por lo tanto que comamos lo más parecido a lo que comían nuestros ancestros.

dieta paleo mitos
@chadzuberofficial

Reconectar nuestra naturaleza, actuar a favor de nuestros genes y recuperar nuestra salud a través de la comida real. Sin duda, la alimentación que hemos llevado durante millones de años de nuestra evolución, es muy diferente que la actual.

La alimentación es la base de la salud, y retomar la alimentación de la era de nuestros primitivos nos ayudará a recuperar nuestros niveles de salud.

Ahora vivimos más años que en el Paleolítico

Los estudios sitúan la esperanza de vida nuestros antepasados paleolíticos alrededor de los 30 años, pero solo es una media y hay que tener en cuenta el contexto:

  • Sin la medicina con la que contamos hoy en día, la mortalidad infantil era muy alta y esto deforma el cálculo la media de edad. Los estudios demuestran que aquellas personas que llegaban a la edad adulta y superaban los 30, vivían hasta los 60.
  • Algo que ahora tenemos bajo control como son las infecciones antes eran causa de mayor mortalidad.
  • Actualmente no luchamos por mantenernos vivos, pero ellos no tenían otra opción. A diario debían buscarse la vida para conseguir comida y cobijo, y tenían que luchar contra depredadores mayores.

Sin duda este entorno es mucho más hostil que en el que vivimos en la actualidad, ya que contamos con todas nuestras necesidades básicas cubiertas.

¡No se puede comer de nada!

Si te refieres a la comida que no es sana… en ese caso no se puede comer de nada 😉 

Hay mucho más allá de unos cereales con leche para desayunar, un plato de pasta para comer y un sandwich integral para cenar. Es un menú basado en lo que la industria nos ha ido preparando, pero no nos olvidemos, eso no es comida real.

El cambio puede resultar chocante y la primera impresión si comes como hemos comentado es que “ya no puedes comer de nada”. Pero todo lo contrario, el surtido de comida real es enorme. Solo hay que acostumbrarse de nuevo a estos alimentos.

Comer bien es muy caro

Si comes fuera de la dieta paleo es habitual una cesta de la compra con:

  • refrescos (con azúcar, o edulcorantes, o ambos)
  • cereales integrales
  • galletas
  • cervezas
  • nutellas
  • patatas fritas
  • bollería
  • comida congelada…

En su lugar comprarás alimentos frescos y reales:

  • fruta y verdura local preferiblemente de temporada
  • carnes y pescados de calidad
  • huevos de gallinas libres
  • frutos secos y semillas
  • aceites
comer sano no es caro

Puedes hacer una lista de la compra más económica o más caprichosa, dependerá del bolsillo de cada uno. Puedes comprar kombucha o no, porque no la necesitas para ser paleo.

Puedes comprar mangos y aguacates cada semana o de manera puntual. Puedes comprar rape o boquerones… Dentro de todas las opciones que tienes en la paleo la cesta de la compra puede ser más o menos cara.

Pero en términos generales si sigues la dieta paleo ahorrarás en untraprocesados y podrás invertir ese dinero en comprar alimentos de mayor calidad.

Y por si eso no te parece convincente, no hay nada más caro que perder la salud. Llenarte de comida baja en nutrientes, llena de ingredientes perjudiciales para la salud, acaba saliendo muy caro. Ya no solo porque tengas que costearte futuros tratamientos de enfermedades, sino porque la salud no tiene precio. Es de esas verdades que uno a veces entiende cuando ya es un poco tarde.

Solo se come carne

Conocemos por las tribus que aún viven aisladas que no todas consumen en las mismas proporciones de carnes, pescado, frutas y verduras. Y tiene una lógica aplastante, dependiendo de la región en la que se encuentran es más accesible un alimento u otro.

Algunas poblaciones construyen el 90% de su dieta de origen animal, como por ejemplo los Inuit (esquimales). Otras están en el lado opuesto con casi un 70% de alimentos de origen vegetal como Kitava. Cuanto más lejos del ecuador, menos carbohidrato se consumía.

Además, nuestra ingesta de carbohidrato variaba según la temporada, ahora tenemos acceso a fruta y verdura de todo tipo durante todo el año.

Así que no hay una única dieta paleo, cada uno atribuye el peso que quiere a los diferentes alimentos aunque en general la verdura tiene una buena proporción del plato.

La paleo es baja en carbohidratos (low carb)

Esta idea nace de la comparación con las dietas actuales en las que se consumen grandes cantidades de carbohidratos. En la pirámide de alimentación aparece como base los cereales, al eliminar este escalón parece que estamos haciendo una dieta baja en carbohidratos.

Los carbohidratos se consumen de fuentes naturales: fruta y verdura y disminuyen mucho en densidad si comparamos con la dieta moderna. Pero como comentábamos antes, los ratios dependen de como se siente bien cada uno.

Paleodieta consiste en el consumo de nutrientes para los que el ser humano está adaptado, no es una repartición de macronutrientes.

No existen alimentos paleo

Es cierto que las especies han ido evolucionando mucho con los años buscando variedades domésticas más productivas.

Y es cierto que los alimentos salvajes siguen siendo más densos nutritivamente que los cultivados, pero siempre serán mejor opción que algo completamente inventado a base de harinas, grasas trans y azúcares.

Conclusión: ¿la paleo es una dieta sana?

La paleodieta es una forma de entender nuestra biología como humanos, basándonos en nuestra evolución. Promueve el consumo de alimentos que nuestro cuerpo espera y restringe los productos más modernos con el objetivo de potenciar la salud.

Pero siempre habrá personas a las que no le guste esta dieta y encuentren motivos para criticar la paleo. El fundamento es bastante lógico. La dieta no es milagrosa ni quiere venderte batidos.

La paleodieta es un marco conceptual para entender nuestra naturaleza, el punto de partida para mejorar nuestra salud y está claro que alejarse de la comida ultraprocesada es la mejor manera sin importar el nombre que le quieras dar.

Te puede interesar

Leave a Comment