Productos útiles cuando tienes un bebé

Recuerda que estos productos son mis recomendados ya que considero que son los más útiles con mi estilo de vida. Puede ser que para ti también lo sean, o puede ser que te organices de otra manera aún mejor. Cuanto más preguntes, más confuso te puedes sentir porque para cada contexto de cada casa pueden existir otras combinaciones más adecuadas.

Es de las pocas cosas que tuve claro desde el principio, que no había una fórmula perfecta para todos. Por eso, muchos de estos productos los he ido adquiriendo a medida que los he ido necesitando ya que hoy en día con Amazon puedes tener de todo prácticamente de un día para otro y no quería comprar cosas inútiles.

De hecho, te recomiendo que hagas una lista de bebé en Amazon, así podrás enviar como sugerencia tu recopilación de productos a aquellas personas que tengan ganas de regalaros algo. Son muchas has ventajas:

+ pueden encoger entre productos de un rango muy variado de precios. Puedes añadir en tu lista desde un escurridor de 20 euros a una sillita de coche de 400 euros.

+ Es cómodo porque al hacer la compra te llega directamente a tu casa,

+ y es práctico porque te regalan lo que has preseleccionado con lo que te ahorras tener que devolverlo porque por ejemplo, lo tienes duplicado.

Lactancia

Escurridor

El escurridor es de esas cosas que me parecen un trasto más para la cocina y a pesar de que es un producto barato me resistía en comprarlo. En mi caso no tenía pensado dar biberones y por ese motivo no lo iba a necesitar, pero tuvimos algún contratiempo con la lactancia materna así que empecé con la lactancia materna diferida. Eso se traduce en muchos biberones, tetinas y componentes del extractor de leche para lavar y escurrir a diario. 

Es la mejor manera de secar estos productos del bebé correctamente ya que permite que entre bien el aire y no se quede nunca pieza húmeda. Además, te darás cuenta que si no lo tienes, te faltará sitio en el escurre platos habitual de tu cocina, y empezarás a usar cosas como un trapo de cocina… que no es nada higiénico ni práctico.

Extractor de leche

Cuando tu plan es seguir ofreciendo la leche materna pero a través de un biberón, puedes usar la técnica de extracción manual y no necesitarás nada más, pero no suele ser la opción más escogida entre las madres. La tecnología de los extractores de leche ha avanzado mucho. He probado varios (por emergencias con la lactancia) y puedo decir que mi favorito es el freestyle. Te propongo también una versión un poco más económica, el swing.

Son mis favoritos porque:

  • Al ser doble obtienes más leche y no sólo porque extraes de dos pechos si no porque aumenta el estímulo del pecho.
  • Ahorras tiempo al hacer la extracción doble y créeme que cuando eres madre el tiempo es oro.
  • La copa flex se adapta a tu pecho con máxima comodidad. Las versiones rígidas no tienen nada que ver y cuesta mucho que se adapten a tu pecho.
  • Te permite moverte mientras haces la extracción. La versión flex está pensada para ser inalámbrica, la swing para estar a la corriente pero también tiene la opción de las pilas. Si siempre lo vas a usar desenchufado, el swing con pilas no dura más de 2 días con batería. Dependerá del uso que le quieras dar.
  • Puedes ajustar la intensidad de la extracción en todo momento.

Medela sujetador de extracción

Y si realmente quieres tener las manos libres mientras haces la extracción, necesitas este sujetador. Te permitirá moverte con toda libertad (sabiendo que de cada pecho te cuelga un biberón :P)

Biberón

Hay un montón de opciones de biberones. Mi criterio principal fue encontrar aquel que la tetina fuese lo más parecido a un pecho puesto que mi objetivo no era abandonar la lactancia materna.

Estos dos son diferentes tecnologías en las que el bebé debe hacer la succión más parecida a la que tendrían que hacer al pecho, aunque ya sabemos, que nadie ha conseguido al perfección de la madre naturaleza.

En concreto el de Chicco me gustaba porque era vidrio y me parece mucho más higiénico. Como vas a necesitar varios, puedes probar diversas opciones antes de comprar más volumen de uno en concreto.

Libros sobre la lactancia

Dar el pecho es un acto que ha dejado de ser natural en nuestra sociedad y es por eso que tenemos muchas dudas. Lo mejor que puedes hacer es estar informada para evitar estresarte más de la cuenta. Estos dos libros te van a enseñar todo lo que necesitas saber y sobretodo te van a dar mucha confianza.

Cojín de lactancia

Dese el principio del embarazo usé el cojín de Medela para dormir. Era súper cómodo y fue clave para que durmiese bien la gran parte de mi embarazo. A pesar de que se anunciar como cojín para el embarazo y para la lactancia, yo encuentro que no es cómodo para dar el pecho porque es muy aparatoso y no se ajusta a la cintura. Sigue estando en mi cama, porque es un gran apoyo para la espalda cuando doy el pecho tumbada en la cama.

Si quieres un cojín de apoyo para dar el pecho sentada porque con los del sofá no te apañas (yo tampoco), te recomiendo la otra opción de Chicco.

Medela Sujetador Comfy

He probado muchos pero que muchos sujetadores de lactancia. Si tienes claro que quieres dar el pecho merece la pena invertir en un par de buenos sujetadores. Al menos que tengas uno de recambio mientras haces una colada.

Sin que haya ninguno que se compare, este modelo es el más cómodo que he probado. Otros, a pesar de poder descubrirse por delante habían partes del sujetador que se me clavaban, a diferencia del de Medela.

Como veis, básicamente esta marca me ha solucionado la vida de mamá lactante.

Transporte

Fular de porteo

A la hora de llevar el bebé de aquí para allí, el porteo es lo más cómodo que hay básicamente porque el niño está tan a gusto contigo que eso es un gran descanso para los padres. Recuerdo incluso ponérmelo en casa para que Àxel durmiera la siesta fácilmente ya que ninguna de sus hamacas, cunas, minicunas eran de su agrado 😉 cosas de bebés, que quieren tu calor y no el frío de las cosas que les compramos.

Sillita de coche

Pero cuando vamos en coche hay que seguir unas medidas de seguridad. Nosotros escogimos esta sillita por sus estándares de seguridad y porque era giratoria. Mientras tengas un bebé vas a tomar muy malas posturas constantemente. Si al menos te puedes ahorrar la de poner y sacar el niño de la silla no encarada a ti, pues mucho mejor.

Baño

Nido de bañera

No me puedo imaginar bañar a Àxel de ninguna otra manera que con este nido. Es súper seguro,sinceramente no sabría bañarlo directamente en la bañera, tendría miedo de que se me resbalase y se golpease.

Aquí se apoya cómodamente, mientras le voy echando agua por encima y tengo las dos manos libres.

Pañales ecológicos

Como quería hablar de manera más extensa sobre la elección de pañales, escribí este post completo.

Tecnología

Amazon Echo

Cuando mi marido el tecnológico trajo Alexa a casa me pareció un rollo de los suyos. Esas pequeñas cosas en las que cedes porque sabes que a él le gusta pero que tu no le vas a dar ninguna utilidad… bueno al final sí que se la acabé dando por aquello de que la maternidad va de tener las manos ocupadas siempre.

“Alexa, añade zanahorias a lista de la compra” “Alexa, canta una nana”, “Alexa, pon una alarma en 40 minutos”, “Alexa, avísame cuánto rato queda”…

Luz ténue

Cuando tengas que cambiar el pañal al bebé durante la noche o darle de comer… no te apetecerá a ti ni al bebé una luz potente. Nosotros cambiamos la bombilla de la habitación por esta bombilla multicolor con mando.

Puedes ajustar el tono de la luz y la intensidad. Puedes incluso seleccionar una opción que parece una discoteca y Àxel se queda embobado (a veces :P)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.