parto respetuoso

Un parto respetuoso es posible

Hasta ahora, muchas mujeres dejaban totalmente en la mano del hospital el desarrollo de su parto.

Pero debes saber que el parto es tuyo y tienes mucho que decidir si tú quieres.

No es raro que aunque estés embarazada de poquito ya te plantees cómo será tu parto. Sobre todo si eres primeriza, esta vivencia es algo totalmente nuevo para ti y no tienes ni idea de cómo será.

En este post vamos a ver cómo estar informadas, tener un parto respetuoso y entender que puedes escoger un parto natural si lo quieres.

¿Qué es un parto respetuoso?

Un parto respetuoso es aquel en el que se permite a la mujer que lleve el ritmo de su parto según sus necesidades, pudiendo tomar las decisiones informadas en cada momento y sin tener que seguir automáticamente protocolos hospitalarios.

En realidad, todos los partos deberían ser respetados, pero en la práctica solo algunos llegan a serlo.

Es importante llevar un plan de parto para informar al personal de tus prioridades en diferentes circunstancias en las que te puedes encontrar en el parto.

¿Qué es un plan de parto?

Un plan de parto es un documento legal donde se recogen las preferencias de la embarazada sobre cómo le gustaría abordar el momento del parto, así como los primeros cuidados del bebé.

Las circunstancias te pueden llevar a escenarios muy diferentes de los que te habías planteado y que acabes teniendo un parto diferente del que te imaginabas.

En esos casos es importante tener información para que la mujer pueda decidir de manera libre lo que considera mejor para ella y para su bebé.

como prepararse para un parto natural
@jennifermasonphotography

Los planes de parto no son solo para mujeres que quieren tener un parto natural, sino que es un derecho que tienen todas las mujeres de expresar su voluntad, puesto que es su cuerpo, su parto y su bebé.

¿Dónde conseguir un plan de parto?

La comadrona suele ser quien en las visitas médicas ya cercanas a la fecha de parto ofrece el documento para que la futura mamá la lo rellene y lo lleve con ella el gran día.

¿Qué es un parto natural?

El parto natural es el normal como mamíferos que somos. Es un parto vaginal y se respeta la desarrollo natural en todas sus fases, sin intervención con medicamentos, instrumentos o cirugía.

Hoy en día, tenemos la idea aterradora de que un parto es una situación dramática, dolorosa y que no podemos conseguirlo sin intervención médica.

En una conversación con una de mis sobrinas de 10 años me dijo “yo quiero tener hijos, pero no quiero parir que eso duele mucho”. Bien, si crecemos pensando en eso, es normal que tengamos miedo toda la vida a enfrentarnos a un parto.

parto natural epidural
@jennifermasonphotography

Desear un parto natural no quiere decir que te vayas a una cueva a la montaña a dar a luz para negar la ayuda médica si se necesita.

Si no evitar la aplicación automática de ciertos protocolos de medicación e instrumentalización que impiden que el parto se desarrolle de manera fisiológica.

Tampoco es una sentencia final. Puedes empezar sin epidural y puedes pedirla si no necesitas. Incluso el parto puede evolucionar de otra manera y necesitar una cesárea.

Un parto natural es la manera en la que una madre decide afrontar su parto mientras no complicaciones médicas que requieran otras intervenciones.

¿Cómo tener un parto natural?

Lo más importante es confiar en ti. Independientemente de toda la carga cultural, los miedos o prejuicios que tengamos, podemos parir.

Parimos, porque es un acto espontáneo, natural, fisiológico. Parimos porque la naturaleza nos ha creado para eso. Está dentro de nosotras, sabemos parir, lo llevamos en nuestro ADN.

Recomendaciones para tener un parto natural:

Tener un embarazo sano

Solo aquellas madres que se mantienen activas y que comen según sus necesidades, puedes escoger esta opción.

Puedes conocer con más detalles el entrenamiento y la nutrición durante el embarazo en estos artículos:

Aprender

Pensamos que parir es ir al hospital y que el médico prácticamente nos saque el bebé. Estudia todo lo que puedas, para que seas tú quien lleve las riendas del parto con seguridad y con información veraz.

Ir preparada te ayudará a aumentar esa confianza en ti, relajarte y facilitar que todo fluya mucho mejor. Aumentará la sensación de “control”, ya que entenderás la situación mucho mejor.

Además, te ofrecerán herramientas que te ayudarán a navegar mejor por las diferentes fases del parto.

Seguramente en el CAP te ofrezcan clases de preparación al parto, aunque puede ser que no esté enfocado al parto natural, infórmate. También puedes hacerlo de manera privada.

Escoger el hospital

Al contrario de lo que pensábamos no son los médicos, sino tú la que decides cómo es tu parto en circunstancias fuera de riesgos especiales, pero lógicamente una no puede entrar por la puerta del hospital y empezar a discutir.

Si la ideología del equipo médico y del hospital no está alineada a la tuya, será difícil que tengas el parto que tú esperabas.

Porque no quieres una vía, porque no te quieres medicar, porque no quieres monitorización continua, porque te quieres mover, porque no quieres la epidural…

parto natural primeriza
@jennifermasonphotography

En un hospital en el que el protocolo está “chapado a la antigua” tener que insistir en lo que quieres a cada paso no creará el clima óptimo para que te relajes y te centres en tu tarea, parir.

Antes de la fecha del parto, busca un hospital que promueva un parto respetado como el que tú quieres. No tienes que parir en el hospital de tu zona, sino en el que tú hayas escogido. Normalmente, este trámite se lleva a cabo desde tu CAP en torno a la semana 30.

A partir de aquí, y una vez llevado a cabo las gestiones administrativas, la visita “de las correas” la harás en tu nuevo hospital y ya la próxima vez que acudas será para dar a luz.

donde tener un parto natural en barcelona

Yo escogí este hospital por su programa MARE, que aunque coincide con la palabra “madre” en catalán, significa MAternidad REspetuosa. En una primera visita orientativa detallan la información resumida de su web, y explican su filosofía a la hora de atender al parto.

  • Acompañan a la mujer en su decisión de parto natural,
  • permiten el movimiento de la madre con correas inalámbricas o de control intermitente,
  • reducen al mínimo los tactos,
  • hay bañeras en las habitaciones aunque sólo permiten la dilatación pero no hacer el expulsivo (no podía ser perfecto),
  • prefieren no hacer episoptomías ni partos instrumentalizados a menos que el caso sea especial,
  • fomentan la piel con piel incluso en las cesáreas y no te separan del niño a menos que sea estrictamente necesario,
  • promueven la lactancia materna…

Como todos esos aspectos eran importantes para mí, decidí que ese era el hospital donde quería dar a luz.

¿Puedes tener un parto respetado en el hospital?

Los datos demuestran que es más probable tener un parto respetado cuando la mujer está acompañada por comadronas en una casa de parto pública o en su casa (privado), que cuando el parto está guiado por ginecólogos en el hospital.

parir en casa de partos

En los últimos años, se ha mejorado las opciones para las madres que quieren tener un parto natural. La seguridad social ha inaugurado casas de parto, llevadas por comadronas, que crean un ambiente idóneo para aquellas mujeres que quieren tener un parto natural.

Si quieres tener un parto en casa de momento, solo puedes hacerlo de manera privada, ya que la seguridad social no recoge esta opción. En otros países puedes parir en casa con la cobertura de la seguridad social.

Aunque avanzamos poco a poco, parece que con el tiempo podría ser viable esta opción.

¿Se puede tener un parto humanizado con cesárea?

A pesar de que la cesaría implica intervención médica, es posible que el equipo te trate de la manera más humana posible. Llevando a cabo únicamente las intervenciones necesarias e intentando interferir lo mínimo.

  • Permitiendo un acompañante
  • Manteniendo el piel con piel
  • Promoviendo la lactancia materna
  • Evitado la separación del bebé